lunes, 17 de junio de 2013

Más allá del tiempo

"Alto soy de mirar a las palmeras" M. Hernández

Ayer domingo, mi amigo Jesús y yo, nos metimos a las 9 de la mañana en un tren. Destino: Alicante.
Hace días le pregunté si le parecía buena la idea que rondaba en mi cabeza, visitar la cama eterna  de Miguel Hernández. 
Yo ya había estado allí, pero para él fue su primera vez, y creo, que como para mí, no será la única.

La Literatura es importante dentro de nuestro mundo, y la Poesía una rama especial. 
Bajo las palmeras empezamos a escribir un poema, allí nos sentimos en paz y unidos al poeta de Orihuela. 
Le dejamos una flor amarilla como símbolo de nuestro apoyo más allá del tiempo.




GIME EL VIENTO



Quiero saltar al pasado
rompiendo el tiempo
y verte caminando por los montes, 
papel en mano, lápiz humilde
de trazo grueso como lágrimas de tu llanto.
Sentada junto a tu cama eterna, 
intento escribir un poema digno, 
de tu recuerdo, de tus versos.
No hay nada en mi mente
que de ti me aparte,
sílaba de tus poemas soy,
garabato sobre cuaderno de nostalgia. 
Gime al viento la mar cercana, 
bungavillas abandonan sus flores
formando una alfombra  malva.
Cierro los ojos para imaginar tu alma,
tu ropa campesina, tus alpargatas
y tu maleta rica de esperanza.
Quiero viajar contigo,
con tus verdades y encierro.
Quiero escribir tan solo un verso
que sea grande, que sea eterno,
que te recuerde en el infinito.



María Arteaga



***

14 comentarios:

El Sol dijo...

¡Qué preciosidad!

Una entrada con un poema sobre un poeta.
Bello como tú y escrito con humildad.¿Esos lindos pies son los tuyos?
Seguro, te gusta hacer fotografías.

Felicidades y buena semana.
Un beso, niña.

Anónimo dijo...

Un poema precioso para un poeta único.
Felicidades

OZNA-OZNA dijo...

Que preciosidad querida niña y admirada poetisa.
Mil gracias por acariciar nuestra alma y emocionar nuestros sentimientos con la suprema belleza de tus versos. Y por hacernos participes de tan bellas sensaciones
Muchos besinos de esta amiga que te quiere un montón y siempre te lleva en el corazón.

Uno de cerca dijo...

Me encanta el poema y el texto.
Me hechizan tus pies sobre las flores.

Un compendio espléndido, María.

Besos

Anónimo dijo...

Lindo lindo, poema.
Un beso.

uno más lejano dijo...

Es un poema muy digno, mucho, preciosa.
No cierres los ojos y mira al espejo.
Eres genial. Un beso

Jesús Bastida dijo...

El domingo 16 del presente mes, viví una experiencia inolvidable. Visité, junto a mi amiga María, la tumba donde reposan los restos mortales de Miguel Hernández. Las sensaciones que experimenté ante el lugar donde, además del poeta, yacen su hijo Manuel Miguel y su esposa Josefina Manresa, no se pueden explicar. Espero volver en otra ocasión. Un abrazo.

Anónimo dijo...

¡Es tan bonito!

Su recuerdo será una bandera para los pobres de vienes y ricos de amor.

Saludos

Giancarlo dijo...

Felice fine settimana a Te...ciao

Anónimo dijo...

Un entorno para escribir un poema tan bonito como el que tu has escrito.
Las ramas de la palmera hacen sombra y ocultan tu cara.
Un beso

María dijo...

Gracias a todos y feliz verano. Besicos

Antonio Porpetta dijo...

Gracias, María. Además de ser una magnífica poeta eres una persona encantadora. Besos.

Anónimo dijo...

Preciosos versos, bonita foto.

Un beso, murciana

Iris dijo...

Me alegro mucho de ser amiga de una persona tan estupenda como tú.