viernes, 4 de septiembre de 2009

3 de septiembre


Folclore en la calles de Murcia

Este día marca muchas cosas: la primera, es la bajada de nuestra patrona: La Virgen de la Fuensanta. Ya con ella en La Catedral, se inaugura La feria de septiembre, Los Huertos del Malecón, La Feria de Ganado, conciertos al aire libre...en fin fiesta¡¡¡.
Pero hay más cosas...niños sin cole y papás desesperados, gente sin nada que llevarse a la boca,
enfermos, familias enteras sin techo ni trabajo, y muchas personas llenas de tristeza, mucha tristeza.
No siempre todo es bonito, los problemas nos invaden sin llamar a la puerta, entra sin permiso...se cuela. Y nos gana la impotencia, por eso tenemos que sujetar con fuerza la mano de quien la acaricia con mimo, llenar nuestros ojos de miradas con estrellas, y ser capaces de hacer un cuento de princesa con una sonrisa, o unas palabras amables y sinceras. Es importante intentar ser felices con las cosas más pequeñas, encontrar lo bello de la vida...porque la vida es bella. A veces, vivimos en unos minutos, tesoros sin precio ni medida, sorpresas de mil colores encerradas en bolsitas de plata fina. Intentemos ser y hacer felices...todos merecemos sonrisas y sorpresas de feria.
Por cierto, nuestro ciclista Alejandro Valverde, disputa estos días La Vuelta Ciclista a España.
Suerte para mi vecinico de mi pueblo.
MNA
***

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Isis.
Tú siempre en tu linea, hasta el más simple comentario, lo haces divino. Claro, si es que a veces olvido que eres una Diosa.
Un beso.

maruxiña dijo...

Me encantó lo de que todos nos merecemos una sonrisa, totalmente de acuerdo, yo te mando en este comentario la mía, llegara???? :)

Biquiños !!!

Isis dijo...

Claro que llega amiga¡¡¡

El mumdo es una contradicción,
por lo tanto, lo bonito de la vida tenemos que agarrarlo con todas nuestras fuerzas.
Tu sonrisa es preciosa...

Besicos de feria en Murcia.

Y lo mismo para ese seguidor
anónimo.

MUCHAS GRACIAS A LOS DOS

Mistral dijo...

Ahí está uno de los secretos de la felicidad, ser felices con las pequeñas grandes cosas de la vida, normalmente son más seguras y duraderas, sin olvidar por ejemplo que el océano es un conjunto de pequeñas gotas, al igual que el amor es un océano de pequeños detalles.
Una buena entrada y bonita foto Isis.
Gracias y saludos.

Deusvolt dijo...

Las fiestas de los pueblos y ciudades me traen recuerdos entrañables, Isis. El contraste que has puesto en el post es, si cabe, más duro estos días. Sin embargo, como bien describes hay que mantener la esperanza. Entre esos recuerdos que puedo rescatar de mi memoria, se me viene a la mente a mi padre, trabajando en el alumbrado de los festejos, cuando apenas la gente tenía dinero para poder tener una televisión. Pero eran tiempos felices. Más aún en las fiestas. La gente comía, bebía y compartía. Niños y mayores salían a la calle, bailaban, charlaban y reían hasta bien entrada la noche, con la despreocupación de que tenían una vida por delante para solucionar las cosas malas.
Ánimo a tu vecino.
Un beso.

espronceda dijo...

! Hay las Fiestas de los pueblos !
para los que hemos pasado tantas.

! Que grandes recuerdos de juventud y de madurez !

! Cuantos bailes con presuntas candidatas a fururas novias !

En fin grandes recuerdos que me trae tu entrada.

Un beso

Isis dijo...

Muchas gracias amigos.

MISTRAL...DEUSVOLT y ESPRONCEDA.

Agradezco cada uno de vuestros comentarios de corazón.

Besos para los tres.