domingo, 7 de marzo de 2010

Nubes de fiesta



En tardes como ésta soy feliz,
sólo por imaginar que estás conmigo.
El camino no es distancia
cuando sé que piensas en mí.
Ríes con mis risas
y juntos paseamos entre nubes de colores.
En cambio, a veces estoy triste,
la congoja se apodera de mi alma
por sensaciones que percibo.
Algo me alerta de tí,
como una campanita invisible,
sin hacer apenas ruido,
tintineando en mi corazón
antes alegre, hasta que llora.
Y lloro en silencio
esperando oír tu voz
que me tranquiliza;
entonces, rio con tu risa.
Mi corazón es un canto alegre,
de fiesta, como ahora
y siempre que estás conmigo.
Y en esos momentos,
juntos paseamos entre nubes de colores.

María N. Arteaga

***

9 comentarios:

El Sol dijo...

Hola María.

Feliz mortal el que te hace sentir así, escribir.
Tus poemas alegran mi alma en esta tarde de domingo.

Un beso, niña.

Paco Alonso dijo...

Hoy tus letras me encantaron muy especialmente, es un placer visitar tu espacio.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

María N. Arteaga dijo...

Hoy es un día de los que no he salido de casa, de los que estoy especialmente sensible.
La poesía brota como las flores en primavera, por que es su tiempo.
Domingo de invierno y poemas en marzo.

Besos para El Sol y Paco.

Mistral dijo...

Es un poema muy especial y cargado de belleza.

Enhorabuena María y... gracias

Anónimo dijo...

Hola Maria.

Hermoso canto al amor, pero amor de los que engrandecen al alma.
Poemas como este dan fe de que la vida merece la pena vivirla de manera plena, siempre y cuando se presente un amor como el que aparece entre tus letras.

Gracias poetisa.

Diario de nuestros pensamientos dijo...

mezcla de alegria y trsiteza el amor... y la ausencia.

Besos y gracias por pasarte por mi blog

Lola Mariné dijo...

Los sentimientos que provoca el amor muy bien expresados.
La nube parece un platillo volante, jeje.
Saludos.

María N. Arteaga dijo...

Cuanto me alegra que te guste este poema, eres un poeta maravilloso.

Gracias Señor del Viento.

Anónimo, tu opinión es encantadora.
Gracias por tus bellas palabras.

Gracias por tu visita.
Diario de nuestros pensamientos.

Hola Lola.
Cuando vi esa nube en medio de un cielo azul precioso, pensé lo mismo.
Por eso hice la foto.
Gracias por pensar eso de mi poema.

Besos para todos, besos.

Anónimo dijo...

Bonito poema, María.

Eres linda poesía,
siempre bella.

Gracias.