sábado, 19 de junio de 2010

¡Me has escuchado!



Me has oído cuando he soñado tu nombre.
Los dos pensábamos en el otro, lo sé.
Solo tú y yo sabemos por qué.
Me he sentido tan feliz que no sé cuanto.
Sí, como las amapolas entre el trigo verde.
Como el campo seco cuando llueve.
Sí, como mis ojos cuando te ven aparecer feliz.
Como ahora que sé que ya estás aquí.
Sí, porque sé que soy importante para ti.
Como hoy en esta tarde de sábado distinta.
Si, soy feliz solo con saber que estás bien.
Te guardo mis labios de fresa sin carmín,
los que te besan en la distancia...
Cuando estés a mi lado, no pienses en nada,
solo comparte mi tiempo.
¡Me has escuchado! pensaba en ti,
soñaba despierta y dije tu nombre.
Quizá tú pronunciaste el mío en ese instante.
Gracias por esa música que es tu risa.


María Arteaga


***

13 comentarios:

El Sol dijo...

Hola María.
Esa exclamación tiene tanta alegría como tu cara, tu sonrisa.
Bonito poema, sencillo y claro como tú.
Cada poema es un canto al amor más bonito, el amor sincero y auténtico.

No dejes de compartir tus poesías.
Gracias y besos, niña.

Sergio G.Ros dijo...

Qué poema tan hermoso de amor, es fresco y limpio. Enhorabuena, María.
Besos.

MARABÚ dijo...

Felicidades María. Es magnífico sentir así como lo es el saberlo decir.

La belleza que desprenden tus versos solo se pueden compara con la belleza de tu corazón.

Besos.

María Arteaga dijo...

Buenos días en esta mañana de domingo.

El Sol. Mientras pueda y tenga un poquito de vida seguiré escribiendo. Gracias a ti por tu comentario y tus visitas tan fieles. Un beso madrugador:-)


Sergio. Me alegra esa felicitación cuando llega de quien sea, pero cuando es tuya me siento tan bién!
Sé que ves en mi poema algo especial que te llena, gracias amigo.
Besos desde Murcia con viento.


MARABÚ. Ese felicidades me sabe a
¡Holé! y palmas, a fiesta. Me siento muy feliz de que te gusten mis versos y mi corazón.
Besos de domingo especial

Tessa dijo...

Hola María:
Es magnífico como sabes transmitir este noble sentimiento de pocas letras. ¨Amor¨

Besos
Tessa

Ricardo Miñana dijo...

Muy bonito el poema, escribes muy bien, un placer leerte.
que tengas una feiz semana.

Anónimo dijo...

Hermosos versos compuestos y ordenados de manera perfecta.
Tienes una forma muy sencilla, original y única de escribir.
Te animo a que no dejes de hacelo, eres genial María.

Un beso

PRINTOVA dijo...

María, como no siempre, llenas de amor tus versos, tu blog. Seguro que siempre piensas en él. Sólo la brisa de seda que desprenden tus palabras nos lo dice.
Un besote fuerte amiga.

Quique dijo...

Pre-cio-so. Como siempre en tu línea.
Cuáles serán los vientos que te inspiran,
los que te ayudan a que los versos se escriban,
dame un poco de esos vientos sin que la distancia te lo impida.

Besos,
Quique

María Arteaga dijo...

Hola a todos y feliz semana.


Tessa, tú siempre tan amable.
Me alegra que veas "amor" en estos versos; la poesía es tan bonita que puedes plasmar todo tipo de sensaciones y sentimientos.
Un beso.

Ricardo. Muchas gracias por pensar que escribo bien, es uno de los mejores piropos que puedes decir a una aprendiz de escritora.
Besos.

Anónimo, gracias por tu comentarío a pesar de no saber quien eres.
Lo agradezco lo mismo. Un beso.

Printova. Que bonitas palabras las tuyas, brisa de seda acompañan mis versos, brisa de esperanza e ilusiones. El amor es algo fundamental en nuestra vida.

Un besico agradecido

María Arteaga dijo...

Gracias PRIMO.

¿Sabes que las palabras con mayúsculas es como un grito?.
Mi grito es de alegría.

Mi viento viene de la esperanza,
te puedo dar una poca.
Del amor, ese me lo quedo para mi.
De la ilusión, te presto...algo.
De la amistad, te doy mucha.
Del cariño, de ese todo, todo, todo.

Muchos besos de muchas gracias.

Anónimo dijo...

Hola María.

Tengo envidia de tu capacidad de poetisa, pero envidia sana.
Tengo envidia de tus sentidos y sentimientos. Tengo mucha envidia de la persona que te hace escribir tan bellas poesías.

Besos

María Arteaga dijo...

¿Holé?

Pues no se escribe así, es...¡olé!

Pero ahora no cambio el comentario, que no, que no...

Pero que no...