viernes, 28 de junio de 2013

Polvo de estrellas


Detrás de los pinos resplandece
como un farol de la feria de abril,
en junio.
Aquella estrella alumbra la oscuridad,
pasión al raso de la noche de verano
joven de ilusiones, madura en deseo.
Destapa los ojos y la timidez
de los amantes desnudos de todo,
dejando en un rincón ropas y sonrojo.
Enredados en caricias y te quiero
improvisaron un saloncito azul.

María Arteaga


***


6 comentarios:

El Sol dijo...

Precioso, María.

Cambias de estilo y sigues siendo tú.
Feliz fin de semana.

Besos, mi niña.

Talismán dijo...

Precioso. Pinos celosos de pasión y amor.
Un beso y feliz verano, preciosa.

Anónimo dijo...

Afortunada estrella. Un beso.

andré de ártabro dijo...

¡Qué bonito te ha quedado ese saloncito azul improvisado! Dejándolo todo , incluso el sonrojo.
Hoy lo que resplandece eres tú.
Besos

Anónimo dijo...

Brillantes y hermosos versos.
Bonito saloncito cargado de sensaciones imaginadas.
Un beso, María.

uno de lejos dijo...

Qué lindo pintas el amor, qué libre y desinteresado, qué hermoso poder leer
tus versos.
Felicidades y un beso grande.