jueves, 17 de octubre de 2013

Frío




Hoy, he madrugado tanto que el día aún dormía. Al salir a la calle he sentido miedo, estaba tan oscuro como ahora, que el jueves se despide hasta la próxima semana.
En casa tengo frío  de mi cama grande, del silencio de mi dormitorio, de mis pocas horas de sueño, de mi despertar antes del alba. Tengo frío de mi vida sin brújula, de mi desayuno en silencio, de mi cena sin ganas de tomar nada.
Tengo hambre de amor, de paseos en compañía, de flores en mi mesa, de cine con manos entrelazadas, de café con sonrisas. ¡Tengo tantas cosas...! Y a veces, no tengo nada.


María Arteaga


***

12 comentarios:

El Sol dijo...

Hola María.

Tus necesidades son fáciles de cubrir, hermosas de complacer.
Feliz fin de semana y un beso, mi niña.

andré de ártabro dijo...

Hoy estás llena de nostalgia .La añoranza se apoderó de ti , despáchala y dedícate a sonreirle a la vida que es generosa y deparará todavía muchas madrugadas felices.
Besos.
André

Anónimo dijo...

Abre esos preciosos ojos y mira a tu alrededor. BS

Talismán dijo...

Sensaciones que todos tememos, María.
Nadie como tú sabe describirlas.
Gracias por dejar que compartamos tus letras.

Besos y feliz fin de semana

Anónimo dijo...

Que talento señora, besos

Anónimo dijo...

Siempre me emocionas al leer tu versos.
Un beso mi niña

uno más dijo...

Emoción y sensaciones encontradas,
perdidas en el tiempo que se resiste a cambiar de lugar.
Un beso.

Anónimo dijo...

Hola, preciosa.
Me gusta el texto, pero no si es lo que tú sientes.

Feliz fin de semana. Besos.

María dijo...

Muchas gracias El Sol, mi querido amigo André, anónimos...

Feliz fin de semana, besos.

Mistral dijo...

También echo de menos, ese cine con las manos entrelazadas y los ojos tan brillantes que la sala se iluminaba.

Un beso María.
Me gusta leerte!!

María dijo...

Muchas gracias por pasar hoy por aquí,
Señor del Viento. Besos

Patricia dijo...

Me entristeció sobremanera leer tus añoranzas y compartir algunos de tus miedos, espero que todo esto haya dado ya paso a la esperanza, así te lo deseo.
Un abrazo :)