martes, 31 de marzo de 2015

Canta el agua













Apenas amanece y percibo su aroma
ignorando si duermen de noche
naranjos y limoneros de mi tierra.
Un estallido de blancos sobre verdes
donde resaltan amarillos y naranjas.
Sobre el suelo, vinagrillo, margaritas
y cerrajones que se niegan al olvido,
lo mismo que mis recuerdos.
Paseo entre huertos de cultivo
 y otros abandonados a su suerte
que aún así, florecen.
Renacen como cada instante de mi infancia,
entre juegos y baños en la acequia
ahora cementada, pero por suerte,
aún canta el agua.



María Arteaga


***

5 comentarios:

uno de cerca dijo...



Me emocionan tus recuerdos. Feliz día, María.

Besos

Ignacio dijo...

Lo has clavado Maria.

El Sol dijo...


Maravilloso poema, princesa.

Hermoso paseo por la huerta.

Un beso, mi niña.

Anónimo dijo...

Inspiradísimo y realmente fastántico, María. Un gran poema, sí señora, un gran poema!
Haces grandes los poemas cuando cantas a tus recuerdos y a tu tierra.

Felicidades

María dijo...



Muchas graciasssssss