jueves, 1 de noviembre de 2018

Cuatro paredes..., nuestro mundo


Dos ordenadores sobre la mesa
uno de sus pies sobre mis piernas,
versos sencillos y bellos
como esta tarde de fiesta.
Mientras escribo, él acaricia mi brazo
y yo siento que nos acompaña la gloria,
en estas cuatro paredes, en casa.

María Arteaga

*

1 comentario:

María dijo...

Hoy pretendo volver a trabajar de nuevo en este lugar :-)