domingo, 21 de junio de 2009

Colores


Ermita de Balsereny

El silencio de la madrugada
le recuerda donde se encuentra.
Rodeada de verdes, marrones y
grises, colores que anuncian ánimo.
Esperanza por verle de nuevo,
desánimo de ausencia y
pena por la realidad.
Campanas repican como un reloj,
dando paso a las horas.
El trino de los pajarillos
anuncia que ya ha salido el sol,
pero sus ojos no desean ver,
por que cuando se abran de nuevo,
le dirán que no le tiene.
A lo lejos imagina el mar...
y el viento le cuenta
que anoche le vio llorar.

MNA

***

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Maravilloso Isis.

No desear ver por que él no está.

Poesía como tú, preciosa.

una pez payaso dijo...

Isis, creo que estoy de vuelta...no de todo, pero sí a algo que me gusta y que me aporta muchos buenos momentos, como éste, el de decirte que siempre tus palabras parece que nacen del alma para ir directas a lo más profundo de nuestros corazones.
Un abrazo fresquito

glup!

Anónimo dijo...

Tus poemas Isis, nunca dejan indiferente. Logras transmitir emociones, y eso es importante en un escritor. Capricornio.

bARE-eYED sUN dijo...

hola Isis,

hacia tiempito --- y que perdida la mia el no visitarte mas a menudo :-(

por lo bruto que soy se me hace dificil entender a donde nos llevan tus palabras, pero siempre siento que el entendimiente me espera al horizonte de tu poesia . . .


muchas gracias,
como siempre, kudos!

..
.ero

Anónimo dijo...

Que bonita manera de contar
el amor.
Merece la pena pasar por este
lugar, siempre es un placer.

Gracias, gracias... Isis.

Isis dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Me siento muy contenta y feliz.

Besos desde una Murcia acalorada.