domingo, 23 de agosto de 2009

Compañeros de viaje


Estación del Carmen ( Murcia )

Ayer sábado por la mañana viajé hasta Totana en tren. Este medio de transporte me gusta, e intento utilizarlo cada vez que me es posible, me siento agusto y disfruto como una niña. Y seguramente algo tendrá que ver, cuando de muy pequeñita, viajaba con mis abuelos maternos de Murcia a Barcelona y viceversa. Pues ayer, subo al tren, miro, e intento acomodarme en un lugar que me guste; procuro que no me de el Sol y que tenga ventana, me gusta ver el paisaje. Me siento a la derecha y en dirección a la cabeza del tren; sube una chica, se sienta a mi izquierda, se levanta y saluda a un joven que se ha quedado en el andén. Juntan sus manos a través de los cristales, como no queriendose separar, una o dos veces y se besan a modo de despedida, ella se llama Ana y él Manolo.
Es una escena preciosa, el tren inicia su camino y yo entablo una conversación con mis compañeros de viaje. Un hombre que después sé que se llama Tomás conversa con un chico marroquí, le cuenta que la gente de los pueblos son más sociables que los de las ciudades, a veces es así, pero no siempre. Detrás mio van dos chicos de Alhama, Jose es más callado y su compañero Vicente es un poco más hablador; este se ofrece para enseñarme el castillo en restauración. A todos nos sorprende el troquelado del billete del tren, es un corazón. Espero que aparezca el revisor y tras preguntar como es su nombre, le digo que como se llama el aparatito de picar, y Angel que ese es su nombre me dice sonriente...es una taladradora. Vale, un taladro que hace corazones, me gusta.

Gracias a todos por este viaje tan agradable.


MNA

***

7 comentarios:

Deusvolt dijo...

Un relato sencillo y muy lindo, Isis. Los viajes en tren tienen algo especial, ¿verdad? Es algo así como los libros en papel. "Algo físico". Conozco esa estación Isis, je,je.. Casi nunca viajo en tren, pero los últimos años he ido a Barcelona en Talgo. Me gustaría que nuestros políticos se preocuparan un poco más por ese medio de transporte tan bello y lo modernizaran. Somos muchos los que lo cogen a gusto y nos merecemos algo de atención, ¿no?
Un abrazo.
Sergio.

Anónimo dijo...

Estoy seguro que conquistastes a tus compañeros de viaje.

No pasas de puntillas aunque tú lo desees.

Las Diosas se perciben.

Un beso.

Inma dijo...

Que bonito tener el don de hacer poesia todo lo de tu vida.
Una poesia para un viaje y un viaje para una poesia

Anónimo dijo...

Que bella imagen la de esos enamorados juntando sus manos sin querer separarse. Una situación que para mucha gente pasaría desapercibida, pero a ti Isis, poetísa de los sentimientos, te sirvió para iniciar esta, breve, pero a la vez, interesante descripción de lo que sucede en el interior de un tren. Enhorabuena. Magnífico. Capricornio.

Anónimo dijo...

Es bonita la forma que tienes de contar historias, viajes, vivencias.
Parece que viajo a tu lado en ese tren.

Gracias.

Rosna dijo...

Si Isis san me subo también a ese tren , en cada estación usted , nos deleita con una historia de vida plasmando el corazón y su alma de poetiza murciana .
Seguimos viajando en su tren de la vida .
Rosna

Isis dijo...

Hola a todos...sin distinción.
Amigo Deusvolt, anónimos, Inma compañera y amiga, mi querido Capricornio y dulce Rosna. No estaría mal viajar todos en ese tren y contar historias bonitas, o leer poesías e incluso no hacer nada más que disfrutar del viaje en tan buena compañía.

Besos para todos.

Isis.