martes, 10 de noviembre de 2009

Corazones...



Calles vacías en la noche
oscura, solitaria, triste.
Miras al infinito sin ver nada,
tus ojos están cansados,
muy cansados...
Necesitas paz para tu alma,
por que te lo mereces.
La felicidad será compañera
de los dos, como ahora
compañera es tu angustia.
La impotencia te gana,
te puede, te derrota a pesar
de tu fortaleza.
Pero tu corazón es de niño,
bello y transparente.
Qué triste me siento,
por no poder ayudarte,
qué triste...

MNA

***

12 comentarios:

T.Sombra dijo...

Precioso poema, como todos los tuyos.
Que hermoso sentir que deseas ayudar, seguro que aciertas.
No sientas pena, él será dichoso con un amor tan puro.

Un beso Isis.

maruxiña dijo...

Seguro que lo estás ayudando, no te sientas triste.

Biquiños nena!!!

Adolfo Payés dijo...

Un poema muy sentido..

Me quedo con el corazón de tus versos..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos...

Calvarian dijo...

A veces nos sentimos impotentes...pero también a veces ayudamos muchísimo más de lo que creemos.

Bésix y ánimo

Mistral dijo...

Siento la tristeza que refleja tu poema.
Gracias por tu visita.
Saludos

Deusvolt dijo...

Un poema tan triste como hermoso, Isis... ¡¡muchos ánimos!!!

Anónimo dijo...

muy bonito el poema, mami, como siempre, muchos besos, tu hija penelope

Isis dijo...

Gracias a todos por vuestra visita, y muchas gracias por vuestro ánimo.
Estos días la melancolía forma parte de mi vida.

T.Sombra
Maruxiña
Adolfo
Calvirian
Mistral
Deusvolt

Besos para todos.

Isis dijo...

Hola preciosa.
Me alegra que te guste lo que escribo.

Besicos de mami.

Quique dijo...

Bellos versos leo,
envidia sana de lo por ti escrito,
ya que mis musas me plantaron
hace ya tiempo,
Si bien aún hoy recuerdo
el olor efímero de los poemas
de amor que escribía.

Besos de tu primo, y a seguir escribiendo así.

Isis dijo...

Hola Quique.
Me alegra tu visita, a casa y mi blog.
Intenta encontrar a tu musa, que recuerdo unos versos preciosos...
No dejes de buscarla, que cuando menos lo esperes, aparece.
Un paisaje, la música, un recuerdo,
su rostro, una palabra...

Besos de tu prima murciana

Antonio Alfonso Alonso dijo...

No te preocupes, no tengo miedo...