domingo, 24 de enero de 2010

Me gusta Bécquer





Gustavo Adolfo Domínguez Bastida nació en Sevilla el 17 de febrero del año 1836. Su madre fue Joaquina Bastida de Vargas y su padre, José Domíngez Isausti, de origen flamenco; de ahí adoptaron su padre y su hermano Valeriano el apellido Bécquer, ambos pintores, al igual que lo haría él mismo.
A la izquierda del texto, la vivienda familiar donde nació y vivió el poeta, en la calle Conde de Barajas de Sevilla.


La casa de Bécquer (Sevilla)

¡Los suspiros son aire y van al aire!
¡las lágrimas son agua y van al mar!
Dime, mujer, cuando el amor se olvida,
¿sabes tú adónde va?




















Gustavo Adolfo Bécquer

¿Que es poesía?
Dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Que es poesía?
¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

Tu pupila es azul, y cuando ríes,
su claridad suave me recuerda
al trémulo fulgor de la mañana
que en el mar se refleja.

Serpiente de amor, risa traidora,
verdugo del ensueño y de la luz,
perfumado puñal, beso encorado...
¡eso eres tú!

Mientras el aire en su regazo lleve
perfumes y armonías;
mientras haya en el mundo primavera,
¡habrá poesía!
Mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas;
mientras exista una mujer hermosa,
¡habrá poesía!




Escultura dedicada a Bécquer, en el Parque de María Luisa. (Sevilla)

Sobre una pilastra clásica se encuentra el busto del poeta romántico, a su izquierda una figura de Eros-Cupido niño, disparando sus flechas. Un poco más a la izquierda, se encuentran tres figuras de mujeres que representan, al amor que llega, al amor que vive y al amor que muere. A la derecha del busto de Bécquer encontramos la figura de Eros-Cupido adulto tumbado en el suelo, agonizando, herido por las propias flechas del amor. Todo el monumento está al amparo de un gigantesco taxodio, plantado en 1850.

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso...yo no sé
qué te diera por un beso.



Rimas de Bécquer

María

***

11 comentarios:

Sergio G.Ros dijo...

Magnífica entrada, María, me ha gustado mucho. Has acercado a los lectores un poco más la figura de Bécquer, indiscutiblemente uno de los grandes.
Un beso, amiga.

Nuria dijo...

Hola Maria:
Me encantan los versos de BERQUER.
Tu blog es muy interesante, yo llevo dos meses con un blog abierto de poesia y literatura.
Pasare a menudo a visitarte.

Saludos,
Nuria

Adolfo Payés dijo...

Que gusto y que hermoso post..
un beso querida amiga

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes del domingo y de la semana que comienza..

T.Sombra dijo...

Pido perdon por la comparación. Tu poesía es única. No hagas caso de lo que a veces escribo dejando ir mi cabeza.
Un beso, niña.

María dijo...

Hola Sergio.
El jueves en clase, trabajamos sobre el poeta sevillano y tenía una deuda con él.
Besos a pares.

Bienvenida a este lugar de encuentro, Nuria. Me alegra tu visita, yo ya sigo tus pasos.
Un beso.

Adolfo, me alegra tu comentario como todos los que me regalas.
Besos, amigo.

T.Sombra, gracias por tus palabras tan hermosas. Siempre las agradezco.
Un beso.

pais magico dijo...

Bonitos versos los de Bequer.
y bonita entrada amiga.

Feliz semana..

María dijo...

Hola María?

Me alegra que te guste y que la magia no falte en tu vida.

Feliz semana para ti y un beso.

Anónimo dijo...

Me encanta que te guste Bécquer, ya tenemos algo más en común.

Un beso.

Anónimo dijo...

Hola María:

Soy Rocío, como lo prometido es deuda, éste es mi comentario.

La poesía de Bécquer me gusta mucho.

El tema más recurrente, que encontramos en cualquier poesía es el amor, una palabra muy empleada por todos pero díficil de definir.

El amor no es algo que se encuentra en un diccionario o en el parque, el amor no se puede buscar, pues el amor llega a tí, tarde o temprano, él te encontrará, sólo hay que darle tiempo al tiempo, aunque quizás algunos no encuentren amor, hasta que se reúnan con los ángeles en el reino del cielo. Amar no es buscar el paraíso, amar es encontrarte en el paraíso.

Las lágrimas son el consuelo del alma, son el parche de las penas, son la expresión del corazón, lloras cuando pierdes a un ser querido o cuando un amor no es correspondido pero son mejores las lágrimas, que derramas cuando te llenas de alegría porque tus sueños son realidades, tus deseos son acciones y tu amor es real, no de ficción.

Recuerda que sólo se vive una vez, ama sin límites, sin fronteras o temores.
Ama y deja que te amen, vive tu vida poniendo amor en todo lo que haces y espera que el destino te dé aquella persona a quién vayas a amar eternamente, pues cuando ésta llegue tu corazón se dará cuenta y te lo dirá.
No desperdicies tiempo de tu vida en vicios o en sueños que esperas que se cumplan, la única manera de cumplirlos es actuando. No dejes que sólo sean sueños, hazlos realidad, ten fuerza de voluntad y recuerda que hay dos cosas que todo lo pueden, la fe y el amor, pues vivir SIN AMOR NO ES VIVIR.

No estés tan ocupado como para no probar la dulzura de amar y ser amado.

Un abrazo para mi ángel de todas las tardes a las 14,30.

María dijo...

Gracias persona anónima, un beso.


Dios mio Rocío!!!
Que comentario tan hermoso y sabio.
Cada cosa que dices es como si te hubieses aprendido de memoria el evangelio de la vida. Tomaré nota de cada palabra escrita, porque además, sé que lo has hecho con todo el cariño del mundo, ese cariño compartido desde que nos conocemos. Muchas gracias por la sonrisa de cada tarde cuando llego y por todo lo que compartimos.

Un beso muy grande.

María.

Anónimo dijo...

Nunca dejas de asombrarme; eres un cielo María.

Un beso.