jueves, 15 de abril de 2010

Besos dorados



Me emociono al saber
que me sueñas,
como yo sueño contigo.
A veces despierta,
otras caminando,
dormida en la noche,
de día, con los ojos entornados.
Siempre cuando duermo
despierto en tus brazos.
Siento tu calor en mi alma,
como el Sol,
desde bien tempranito
hasta el ocaso.
Y sigues junto a mi,
aunque no estés a mi lado.
Vives a mi vera, vivimos...
juntos o separados.


María N. Arteaga

***

10 comentarios:

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Maria!
Unas letras, con mucho sentimiento.
¡Con Cariño! con añoranza.

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Buen dia

El Sol dijo...

Precioso, muy bonito.

Es maravilloso tener la certeza de que te aman.

Que tengas un buen día.

Un beso, mi niña.

María dijo...

Qué bonito, María. ¡Y qué chula la foto del perfil!
¡¡Hasta luego!!

Anónimo dijo...

Hola María.

Que maravilla de poesía.

"Siempre cuando duermo despierto en tus brazos".

Versos de una belleza inusual.

Besos.

MAMÉ VALDÉS dijo...

Hago un recorrido por "Tu pasillo", un saludo.

Anónimo dijo...

Hola preciosa.
No sé que es más lindo, si tú o el poema. Yo me quedo con las dos.Que tengas un buen día.

Besitos.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

esperemos que las heridas se curen...

Sergio G.Ros dijo...

Muy hermoso, María, me ha gustado mucho. Besos de domingo.

María N. Arteaga dijo...

Sin vuestras visitas no sería lo mismo este blog. Me gusta que llegueis hasta mi pasillo.
Muchas gracias a todos.

J.M.Ojeda
El Sol
María, querida compa :-)
Anónimo
Mamé
Anónimo :-)
Viajante de olvidos

Besos de domingo.

María N. Arteaga dijo...

Mi querido amigo Sergio.

Me gusta que te guste...
Ando metida con trabajos de clase, este profe nos mata del to:-)

Besos de fiesta y azahar huertano para vosotros.