domingo, 27 de febrero de 2011

Una granja con encanto


Aunque parezca un sueño, las fotos son todas del mismo lugar: Totana. Es la casa de mi amiga Lola, donde Pedro (su hijo),  tiene una granja familiar.
Melocotonero en flor y arriba chumbos de retallo





Lola caminando por el porche de la casa








Arriba derecha: huevos calentitos :-)

Abajo: (Marcelino), el cerdo vietnamita

A la derecha: cabras sorprendidas (machos)









Me ha dado pena volver a casa. Esta tarde Pedro, el hijo de Lola me ha dejado en la estación de Totana para tomar el tren de vuelta.

Han sido dos días y noches encantadoras, en las que Lola me ha
cuidado como a una hija. Me he sentido mimada y querida hasta el infinito. El viernes por la tarde, Vagner y familia me recogieron en la estación y su coche voló a casa de nuestra común amiga, donde después de un rato acompañadas, cenamos y charlamos las dos solicas.

El sábado por la mañana pedimos a Pedro que nos subiera al pueblo, ya que la finca está situada en las afueras de Totana.
Visitamos a Dolores, buena amiga que regenta una tienda de productos dietéticos y naturales. Esta se encontraba acompañada de sus nietos: Edurne y Mario, y una primita: Clara.
Más tarde fuimos hasta la casa de Clementa, ¡qué gusto da cuando sientes que se alegran de tu presencia!
La vuelta a casa la hicimos cargadas con bolsas de alimentos de vicio. Después disfrutamos de una comida deliciosa y un descanso reparador. A la hora del café, visitamos a Ana y Miguel en su casa donde tras un ratito de charla, Ana nos acompañó a casa de Isabel y Pedro, (este es otro), y después al hogar de Marisa y Marcos; sus hijas y familia, como siempre en estas fechas enfrascadas con los disfraces de carnaval. Estos amigos son los componentes de la "Peña Canaria", con los que yo me disfracé de pollo hace unos años, después de veneciana y este año no lo hago porque mi pie derecho está un poco chungo.
Después regresamos a la granja, donde Wendy y Edvin, hija y yerno de José, ayudante de Pedro, (este es el hijo de Lola), ¡Dios...! qué lío de Pedros, nos aguardaban para dormir en casa. Habían venido a visitar a su padre, bueno, a todos.

Como veréis unos días muy completos, con cámara, papel, lápiz y preguntas muy curiosas.
Los animales sorprendidos de ser protagonistas de mi cámara de fotos nueva, (es muy chula)
Más de mil cabras de ambos sexos y edades, 1.500 litros de leche ordeñada cada día, gallinas, gallos, conejos, Marcelino, perros grandes y chicos, ufffffffffff.
Y lo más curioso, como esta granja es lo más ordenada, hasta las cabras tienen DNI en forma de pendientes amarillos colgados de sus orejas.

Gracias...gracias a todos, pero muy en especial a Lola.

PD. No os podéis imaginar la sensación de recoger huevos practicamente de debajo de la gallina, tomar leche recién ordeñada y hervida como Dios manda, habas de las matas y naranjas del árbol, y esta mañana, Lola ha arrancado del huerto ajos, y con estos, huevos y alcachofas, hemos hecho un revuelto para chuparse los dedos. Con hojaldre y cabello de ángel, yo he hecho una costilla dulce y sabrosa.

María Arteaga

***

10 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Me alegro de que hayas sido tan feliz.
Tus fotos además de la calidad , son un auténtico reportaje.
Un beso

María dijo...

Hola André. Gracias.
La naturaleza y sobretodo la gente buena, nos engrandecen.
He sido feliz todo lo que he podido.
Un beso para ti y que tengas buena semana.

El Sol dijo...

Desde luego me dejas muerto.
Resucita mi vida con textos como los que termino de leer.

Besos, niña.

Anónimo dijo...

Solo a ti se te ocurre escribir que las cabras llevan pendientes y además, de colores.
Hay...María!!!

Que tengas una buena semana y un beso, preciosa.

MiánRos dijo...

Hola María,
Sin duda se nota que has gozado de lo lindo.

Besos,
Mián Ros

María dijo...

Hola...

André...
El Sol...
Anónimo...
MiánRos...

La vida sencilla es un tesoro al alcance de muchos, solo tenemos que buscar el lugar y lo más importante: a las personas.
Muchas gracias y besicos

MAMÉ VALDÉS dijo...

Mucha envidia sana, un saludo.

María dijo...

Gracias Mamé.
Besos para ti y recuerdos a tu tierra.

J.A dijo...

Bonito lugar para descansar y disfrutar de la vida sencilla.
Gente encantadora te acompaña.
Besos

aikatherine dijo...

Historia divertida! Y buenas fotos. ¿Fue un Lola de cerdo? Negro belleza .. :)) las cabras? Ah, pensé que mi caballo! DDD:) No he visto a las cabras de color oscuro, oh, sólo he visto la blanca y la oveja blanca. Bääää ...:)