viernes, 19 de agosto de 2011

A la mar

















Azul y espejo, reflejo de cielo.
Rocas grises en un día de verano
donde todo era maravilloso.
Las olas se habían vestido de encaje
para el baile de la mañana,
saltaban a ritmo de tango
entre brazos enredados en abrazos
y piernas anudadas de amor.
Era fiesta, fiesta de gala en agosto
entre arena y huellas de piel,
resaca de agua y sal.

Besos ansiosos, dulces y salados.

En el horizonte serpenteaban los barcos,
veleros anclados en puerto
cerca de la playa del azar.
Seres ajenos a ellos observaban
la felicidad que desprendían,
las aguas entornaron los ojos coquetas
intentando retener al amante,
que dijo como despedida...
¡Cómo me gusta la mar enojada!
y los dos se alejaron entre murmullos
de las rocas...las olas...su mar.


María Arteaga

***

15 comentarios:

Verónica dijo...

¡Precioso poema, María!
Buen fin de semana
Un beso

El Sol dijo...

Olas de encaje, veleros en el horizonte, besos salados y dulces.

Muy bonito María. El mar se merece este poema y la foto es una preciosidad.
Felicidades, un beso y feliz fin de semana, niña.

Sergio G.Ros dijo...

Hummmm... cómo me gusta el mar, querida amiga. Besisos pa ti!

RELTIH dijo...

PRECIOSIDAD DE SER, ES USTED.
BESOS

Anónimo dijo...

¡Como envidio tus versos y al mar!
Precioso poema para un día de sol y paseos al caer la tarde con la luna menguante.

Besos, María. Feliz día.

manuel fernando dijo...

Hola mi buena amiga, pasé por aquí por tú hermoso espacio para saludarte y también agradecerte tus bonitos comentarios que siempre me dejas cuando me visitas. Bonito post, con un precioso y hermoso poema dedicado a la mar, con sus encantos y sus misterios, gracias por compartir. Que pases un feliz fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo.

El Mar...Siempre el mar dijo...

Un poema a el mar,.

Mi mejor sonrisa para ti a tu mar, a mi mar al mar que nos envuelve en ese romanticismo que llenan tus letras. La visión en el mar puede alargarse al horizonte y será una mirada llena de frescura y dulces sensaciones, esas sensaciones que llegan a los corazones que leen tus poemas.

Me gusta el romanticismo, me gusta tu poema

Uno más dijo...

Precioso poema nos regalas en esta noche de calor y sueños.
Las olas estarían celosas de los dos.
Yo estoy celoso de tus versos, María.

Felicidades y besos

Anónimo dijo...

Precioso poema y preciosa foto de el mar libre y bello como tú.

Buenos días, María.

OZNA-OZNA dijo...

como siempre nos regalas magna belleza en versos sublime poeta, un besin de esta amiga admiradora que te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de tu sensible alma de poeta.

curro dijo...

Desde luego el mar te tiene que estar agradecido por esta oda que le has dedicado. Un mar con puntilla, bailando que bueno Un saludo

Talismán dijo...

Encaje entre versos de caricias de besos salados. Ufffffffffff, maravilloso poema que releo y llena mi noche de sueños entre arenas doradas y rocas oscuras.
Veo que avanzas a pasos largos y seguros, cada día escribes mejor y más bonito. Me gusta este paseo nocturno. Besos María

J.A dijo...

eres estupenda María, sé feliz porqué simplemente te lo mereces. Me gusta tu poema de la mar enojada.
Besos y feliz día

María dijo...

¡¡¡Gracias!!!

Muchos besos....

Anónimo dijo...

Gracias las que a usted le adornan, que por cierto, son muchas.

BS