sábado, 28 de julio de 2012

Claudia...


La misma postura, sus manos sujetan la barbilla de una cara preciosa, ojos curiosos de todo lo imaginable, mirada limpia, muy bella.
Observa mientras escribo. Mi ordenador está encima de la cama, como aislante un álbum de fotos, ella sigue mirando lo que hago. Tumbada a mi lado en el suelo, escribe algo en su pequeño portátil, mira de reojo,  apenas se mueve  mientras el tiempo pasa. El reloj no se para, es la 1:55 de un sábado de julio en Balsareny. Claudia sigue a mi lado, las dos tememos que su padre despierte y nos mande a dormir. Mañana nos vamos de compras a Barcelona y creo que sobre todo a ella, le costará un poco levantarse...¡Dios mio, si ya es hoy!


María


***

6 comentarios:

María dijo...

Me encanta tu poema, fue un hermoso regalo. Gracias por tu compañía y también gracias a los tres por vuestro cariño y hacer que me sienta feliz. Gracias por vuestro recibimiento y trato. TRES BESOS GIGATES

andré de ártabro dijo...

Hermoso poema , hermosa niña y hermosos son como tus días y tus noches tus sentimientos.
Besos.

El Sol dijo...

Hola María. ¡FELICIDADES!

Por tu cumpleaños, por esa hermosa jovencíta que no sé quien es, pero al parecer te adora. Por tu texto, que como siempre enamora.

Besos y feliz semana, niña.

María dijo...

Claudia es la hija de mis primos Toñi y Quique. Viven en Balsareny (Barcelona), donde he pasado unos días en su casa. Les quiero un montón, pero Claudia y yo tenemos unidos el corazón. Gracias por cada segundo compartido con vosotros, con todos.

Anónimo dijo...

Claudia es muy afortunada y bonita, se nota que es de tu clan

Anónimo dijo...

Eres genial, escribas lo que escribas, me gusta. Besos