jueves, 23 de agosto de 2012

Al final del túnel..., tú











Cuando seas mayor, sigue soñando
pero no dejes de amarme.
Quiero ser tuya hasta que mis ojos se nublen
y mi boca tenga un hilo de aliento,
porque resucito cada vez que apareces ante mí
y ríes con mis palabras inventadas.
Si veo un túnel oscuro, imagino que al final estás ahí,
caballero sin armadura, sin lanza, ni espada,
solo con tus brazos que me atrapan sin remedio.
Si algún día no sientes como aquel niño,
no te deprimas, ni derrames lágrima alguna,
que yo también sueño dormida,
y cuando despierto,
palpo la realidad que me entristece,
y siempre, siempre...,
al final hay un puente donde me esperas.


María Arteaga


***

16 comentarios:

andré de ártabro dijo...

El romanticismo y la hermosa pasión que desborda tu corazón, la transmites de forma maravillosa en unos versos con ocultos matices de un inconformismo adorable, ¡Es que , así eres tú María!
Besos y mi cariño.

Talismán dijo...

¡Dios, María, es precioso,
pero estos versos son de premio!

"Cuando seas mayor, sigue soñando
pero no dejes de amarme".

Y sigues...

"Si algún día no sientes como aquel niño,
no te deprimas, ni derrames lágrima alguna,
que yo también sueño dormida,
y cuando despierto,
palpo la realidad que me entristece,
y siempre, siempre...
al final hay un puente donde me esperas".

Feliz futuro, guapa.
Besos

El Sol dijo...

"Si veo un túnel oscuro, imagino que al final estás ahí,
caballero sin armadura, sin lanza, ni espada,
solo con tus brazos que me atrapan sin remedio".

Hola, María.

También yo he seleccionado unos versos, como ves.
Todo el poema es de una belleza increíble, pero esos...me han atrapado sin remedio. Siempre lo haces.

Besos y feliz día, niña.

Anónimo dijo...

En vez de descansar y dormir la siesta, nuestra más querida poeta escribe.
Y cada día lo hace mejor. Sois una delicia, tú y tus versos.

Anónimo dijo...

Si necesitas una mano que apriete la tuya, no lo dudes. Siempre estaré ahí, preciosa.
Es tan hermoso como triste, María.

Jesús Bastida dijo...

¡ Muy bueno! ¡Me encanta! Lo he leído varias veces y cada vez me gusta más. Ni sobra ni falta nada, es perfecto. Besos.

uno más dijo...

Maravilloso.
Cada palabra en su lugar, perfecto.
Te creces y me siento feliz al leer tus poemas.

OZNA-OZNA dijo...

Una vez más querida y admirada poetisa nos concedes el privilegio de sentir nuestra alma acariciada con la suprema belleza en versos que nos obsequias. Infinitas gracias y miles de besinos de esta amiga admiradora que te desea feliz fin de semana con todo mi cariño.

Anónimo dijo...

No puedo hacer selección de verso alguno. Todos y cada uno de ellos son eslabones de una cadena del metal más precioso. Tus poemas son así, y este es supremo. Feliz día, preciosa.

Gilberto Cervantes dijo...

Estos versos Maria son bellisimos, me han encantado!!

Sabes maria, creo que todos quisieramos algo parecido.

Te dejo un beso y se feliz!

Francisco M. dijo...

Hola María, me viene perfecto para como me siento.

Muy bonito, gracias;

Saludos,
Francisco M.

Uno de cerca dijo...

(Cuando seas mayor, sigue soñando
pero no dejes de amarme)

Yo estoy con Talismán. ¡¡¡Oh, esos versos!!!
Dichoso el dueño de tus pensamientos y el papel de tu pluma. Felicidades, María.

Anónimo dijo...

Siempre con prisa, siempre sonriente,
siempre atenta, siempre amable.
Siempre me sorprendes. BS

Anónimo dijo...

Esa imagen es tan hermosa como bello es el poema. Un puente donde siempre espera es un lugar perfecto para cualquier cosa, aunque sea para un abrazo infinito.

Anónimo dijo...

Sus versos siempre llegan al alma. Gracias

Rayén dijo...

Me gusta ese puente mágico que pintan tus letras, María.
Muchos abrazos.