miércoles, 3 de octubre de 2012

En la misma almohada



Descansa, te invito a vivir.
Podrás pasear sobre tus sueños
y desayunar conmigo mirando al mar.
Querré estar en casa a tu vuelta
y esperarte con impaciencia.
Comeremos juntos ensalada de ilusiones
acompañada de vino y fresas.
Dormiremos en la misma almohada.
Prometo despertarte con besos y
seguir a tu lado hasta que me abraces.
Merendaremos café con leche
y bizcocho de almendras.
Al anochecer, saldremos a pasear
y  cuando estemos cansados,
descansaremos al arrullo de la luna.
Después lavaré tu cuerpo
que secaré como un rito ansiado.
Cenaremos bajo las estrellas.
Desearé que me cuentes historias
con tu voz de cuento,
y más tarde, si te apetece,
nos acariciaremos sin premura.
Te invito a una vida en paz, libre, feliz...


María Arteaga


***

13 comentarios:

andré de ártabro dijo...

¡Lo dices tan bien, ¡tan bonito!Que has conseguido que me imagine paseando sobre mis sueños , mirando al mar, hasta me has hecho soñar con ese bizcocho con almendras.... y me imaginé contándote un cuento enredando mis dedos en tu pelo.
¡ Precioso María , precioso!
Besos llenos de ensoñación.

Anónimo dijo...

Una vida feliz que quisiéramos muchos tener. Buen ofrecimiento, me gusta.
Bonito poema. Besos

El Sol dijo...

"Dormiremos sobre la misma almohada.
Prometo despertarte a besos y
seguir a tu lado hasta que me abraces.
Merendaremos café con leche
y bizcocho de almendras".

Buenos días María. Una invitación para correr en tu busca. Me apunto si pude ser. Hay una canción de Aute que lo define muy bien.

Besos, niña.

Uno de cerca dijo...

Maravillosa vida ofreces en tus versos de miel y fresas. Me gusta

Anónimo dijo...

Hermoso regalo una vida así. Bonito poema, murciana. BS

Talismán dijo...

Nunca vi una invitación tan bonita y desinteresada. Me gusta y me la llevo aunque no sea el afortunado destinatario. Besos, María.

Anónimo dijo...

Uauuuuuuuuuuuuuu, señora. Es precioso, bs

uno más dijo...

Buenos días María.

Yo me llevaría todo a mi rincón especial, donde guardo todo lo tuyo. Pero hoy me quedo con estos versos. Preciosos.BS


"Descansa, te invito a vivir.
Podrás pasear sobre tus sueños
y desayunar conmigo mirando al mar.
Querré estar en casa a tu vuelta
y esperarte con impaciencia.
Comeremos juntos ensalada de ilusiones
acompañada de vino y fresas.
Dormiremos en la misma almohada".

Mián Ros dijo...

Hola María,

Siempre que te leo me insuflas el sosiego necesario para abordar el día. Preciosos versos.

Besos.
Mián Ros

Anónimo dijo...

Cada verso es una invitación para volar a tu lado, y al menos, ver tus ojos de cerca. Muy bonito.

Un beso, María.

otro más dijo...

Me quedo por este lugar un rato. Me ha gustado. Beso

OZNA-OZNA dijo...

Como siempre querida y admirada poetisa nos acaricias el alma y los sentidos con la suprema belleza y sensibilidad que nos obsequias en letras. Muchos besinos de esta amiga que te quiere un montonazu y te da infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de ellas.

Anónimo dijo...

Cada verso es una invitación a la poesía limpia y bella.
Pasear por tu pasillo es entrar en un paraíso lleno de vida e imaginación donde al final, estás tú con esa mirada tan especial. Besos