sábado, 10 de noviembre de 2012

Fue solo un sueño


Pasan las horas como el viento
los días que son preciadas joyas,
o se quedan ancladas sin remedio
como un reloj sin agujas.
Anoche me rendí ante el vacío
de sábanas frías y silencio.
Amanecí entre tus brazos
y sé que lo soñé, lo sé.
Soñé que nos perdimos
por la rosaleda del parque
y he despertado sorprendida
entre miles de pétalos de rosas.
Aun sigo dormida.
Tengo miedo a despertar y sentir,
que en realidad fue solo un sueño.



María Arteaga


***

9 comentarios:

Verónica dijo...

Precioso poema María, y si fue tan solo un sueño valió la pena tenerlo, ya que de alguna forma lo has vivido.
Besos, buen finde

El Sol dijo...

"Soñé que nos perdimos
por la rosaleda del parque
y he despertado sorprendida
entre miles de pétalos de rosas".

Buenos días, María.
Yo he despertado con el regalo de tus versos. Esos que quitan el sueño.

Feliz fin de semana.

Besos, niña.

Giancarlo dijo...

Un felice week end per te...ciao

Anónimo dijo...

Tan bello e poema como las flores. Besos, señora. Un placer

Talismán dijo...

(Anoche me rendí ante el vacío
de sábanas frías y silencio).

Dos versos tristes y hermosos a la vez.

Feliz día y mejor semana, María. Bs

OZNA-OZNA dijo...

Mil gracias querida y admirada poetisa por concedernos el privilegio de ser participes de tus sueños plasmados en la suprema belleza de tus versos. Muchos besinos de esta amiga asturiana que te desea con inmenso cariño feliz inicio de semana.

Anónimo dijo...

Los sueños a veces son recuerdos de realidades. De cualquier manera, es muy bonito. Felicidades por ese don de tus versos

de muy lejos dijo...

Uahuuuuuuuuuu, señora. Es usted una poeta genial sin duda. Gustos y besos

Anónimo dijo...

Los sueños es lo mejor que nos queda, cuando estamos lejos de nuestro amor. Por eso, tus versos son regalos cargados de recuerdos. Esta noche, soñaré.