domingo, 25 de noviembre de 2012

Noche de noviembre














Me gustan las rosas y los jazmines
en las veredas de la huerta,
en jardines y rincones del pueblo,
me encanta el olor de los huertos.
Aromas, recuerdos y colores
para esta noche de sábado.
Cuando hace un rato hablaba contigo,
quise ser novia vestida de blanco
de tu brazo y azahar en mi mano.
¡Ay, niño!,
llegaste un poco tarde, pero has venido.
No importa la hora si podemos vernos,
tú y yo sabemos mucho de eso...
siempre hay brillo en tu mirada
y un beso mío para tus labios.



María Arteaga


***

10 comentarios:

Verónica dijo...

¡Qué hermoso! María y qué guapa.
Besos, buen finde

El Sol dijo...

"¡Ay, niño!,
llegaste un poco tarde, pero has venido.
No importa que inventemos momentos,
tú y yo sabemos mucho de eso...
siempre hay brillo en tu mirada
y un beso mío para tus labios".

Precioso, María. Un regalo para este domingo para guardar en mi retina y en mis sentidos.

Besos y feliz día, niña.

María dijo...

Hola Verónica.

Muchas gracias, siempre estáis ahí los dos.

Gracias El sol, muchas gracias.
Besos, feliz día y semana para los dos.

uno que te sigue dijo...

Que guapa estas. Entre rosas, y sin
dejarte la pluma.
Un beso mi niña.

Talismán dijo...

Bonito poema y preciosa tú. No has perdido nada, has ganado mucho.

Muchos besos y feliz semana, María.

Anónimo dijo...

Escribe, escribe, María.

La misma mirada y ese lunar en tu ojo.......Bonita, muy bonita.
Besos

uno de lejos dijo...

Precioso poema y preciosa la poeta.
Esa mirada es encantadora.Me gusta a morir

Anónimo dijo...

¡Guapa!
Bonito poema, pero la poetisa, preciosa.
Besos y feliz fin de semana

María dijo...

Muchas gracias por todo, amigos.
Besicos

PEPE LASALA dijo...

Precioso, romántico y... maravilloso. Me ha gustado mucho María. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/