martes, 15 de enero de 2013

En silencio



Soy hormiga en busca de alimento,
calor para tu alma
y para tus días grises, colores.
Eres el beso que necesito,
el abrazo del amigo
y caricias de amor seguro.
Soy la risa que dibujas en tu boca,
el brillo de tus ojos curiosos
y la música que escuchas en silencio.
Eres el café de la mañana,
la tila que calma mis nervios
y el dulce que saboreo oculto.
Soy lo que tú deseas mientras espero.


María Arteaga



***

8 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Casi , ¡casí !estás en todas parte cual si fueras mi dios.
Besos.

Amando García Nuño dijo...

Deseo que seas. Que seas.
Abrazos.

El Sol dijo...

Las diosas están en todas partes, André. Y María lo es, te lo aseguro.

Bonitos versos. Feliz día y un beso, niña.

Anónimo dijo...

Sencillo y precioso. Un regalo muy especial para nuestros sentidos. Gracias por compartir.

Talismán dijo...

Un placer, María.

Feliz fin de semana y un beso.

Anónimo dijo...

¡Que paz trasmite el poema y la imagen!

María dijo...

Muchas gracias, gracias de corazón.

María.

Mari Hernández Pérez dijo...

Un bonito poema, como todo lo que tu haces:harina, azúcar y manzana...