martes, 20 de agosto de 2013

Al caer la tarde...


















Cerca de casa y lejos de ti...
Miro al infinito y te veo alta,
coqueta, delgada y brillante.
Las tipuanas y palmeras
parecen más bonitas
al contraste de tu luz.
Me congelo al contemplarte
y mis pies se quedan soldados
junto a la fuente que me atrapa.
Eres mitad en estos días
que como en cada fase,
cambiarás como lo hacemos todos.
Luna de agosto, al caer la tarde...


María Arteaga


***

8 comentarios:

Amando García Nuño dijo...

Son las doce del mediodía, y no llego a averiguar a qué te refieres...
Saluditos.

andré de ártabro dijo...

Cambiaremos imitando su presencia en nuestro cielo.
Besos

El Sol dijo...

La luna misteriosa
hechizo en la noche
sueños a media tarde.

Brillantes versos.

Un beso muy especial, mi niña.

Anónimo dijo...

Bonita foto,
hermosos versos-
BS

Jesús dijo...

Todos cambiamos, ella tambien. Poema fiel a tu estilo, claro, directo, sencillo... Un abrazo,

Talismán dijo...

Como nos tienes acostumbrados, belleza, elegancia
y clase en un canto a la luna de este mes.
Hermoso, preciosa. Un beso

Anónimo dijo...

Maravilloso

Amapola dijo...

Precioso amiga.