viernes, 14 de febrero de 2014

Azahar y tu nombre














Te gustaba tu casa del pueblo
con la higuera repleta de higos
que tu padre cogía al alba
para el desayuno de verano.
Y  revoloteaste entre las flores
como las mariposas en invierno,
buscando el abrigo del silencio
y la paz de tu alma.
Fuiste feliz entre nosotros,
familia, amigos y compañeros,
volviste a disfrutar del olor a azahar
de tu tierra murciana.
Y hoy, regresas involuntariamente,
forzada a decirnos adiós sin lágrimas,
mientras nosotros lloramos en silencio,
a veces, con la voz desgarrada.
Serás la risa de ayer junto al mar
y la voz desde el frío de Bélgica.
Eres, amiga, llanto de hoy...
Y para siempre, recuerdos y pena.



A Margarita Monteagudo Aguilar

In Memoriam


María Arteaga


***

13 comentarios:

Antonio dijo...

¡Mira que lo haces bonito! Cada poema que clavas en este pasillo, es un soplo alegre, un beso suave, un suspiro delicado. Aunque este suena a campanada triste, no deja de ser un regalo para los que te queremos.

Tu que sabes cómo hacerlo, mándale un beso de mi parte a nuestra pequeña pececilla.

Como decía ella... Glub!

María dijo...

Holaaaaa, profe.

Siempre me emociona tu opinión de lo que es parte de tus enseñanzas, pero en esta ocasión mucho más.
Llevo dos semanas que mi alma es un laberinto de contradicciones, y tus palabras son como un calmante para mí.
Muchas gracias siempre y especialmente hoy.

Begoña dijo...

Cuantos momentos tristes nos deja la vida. Cuanto sobre lo que escribir cuando el alma se nos desgarra.
Un beso

María dijo...

Gracias por tus palabras, Begoña.

Besos y feliz vida.

Anónimo dijo...

¡Que bonito y que triste!

Besos

El Sol dijo...

Con tus palabras nos haces creer que la vida es bella, incluso cuando ya no estemos. Gracias, María.

Un beso, niña.

Uno de cerca dijo...

Precioso. Un beso

Merche dijo...

Es precioso, María. Gracias por compartirlo...

Anónimo dijo...

Lindo señora. Agradecido por leer sus poemas. Saludos

María dijo...

Muchas gracias a todos.
Merche, qué pena...
Besos

Unknown dijo...

Cuanto me acuerdo de ella :(

JUAN ANTONIO PERNIAS RUIZ dijo...

Cuanto me acuerdo de ella :(

Anónimo dijo...

No eres el único, Juan Antonio