martes, 24 de noviembre de 2015

Creciendo...



Existen secretos que solo sabe ella,
ella que mira en silencio, 
solo se atreve a guiñar un ojo en penumbra.
Discreta y educada, cubre con un velo
de nubes su rostro cuando me besas,
y enciende faroles si nos perdemos
en noches de luna llena.
Apaga su luz si ve tus manos
recorrer mi piel ante su mirada de niña.


María Arteaga


***

7 comentarios:

El Sol dijo...


Hay miradas que solo ven palabras divinas.

Feliz día, mi niña.

Andres Lopez dijo...

Hermosos tus versos como hermosa es esa testigo de tus horas felices.
Besos
André

Anónimo dijo...

Precioso, María. Muy bonito. Un besico.

uno de cerca dijo...

Anoche, al ver la luna tan bonita, me acordé de tu pasillo y que hece tiempo que no te veía.
grata sorpresa, bonitos versos. Un beso, murciana.

Sneyder C. dijo...

Luna que hace soñar bajo su embrujo y es testigo de felices momentos de amor...

Hacía tiempo que no pasaba a saludarte.

Un cálido abrazo María

Antonio dijo...

Luna que mira curiosa lo que a todos se vela...
Precioso poema María. Nadie como tú para describir a su amiga nocturna.

Beso de seguidor fiel.

María dijo...

Gracias a todos. Beso de Navidad