lunes, 11 de enero de 2016

La noche de sus ojos


El deshielo mojaba la montaña
regando el tomillo cuajado de flor.
Él la esperaba bajo el roble
adivinando el sonido de sus pasos
para fundirse en la ternura de sus brazos, 
en el deseo de sus labios,
y quedarse en la noche de sus ojos
hasta que les despertara el sol.
Entraron en la cabaña temerosos
de que les robaran el silencio,
música de su corazón.



María Arteaga


***

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Más bonito, imposible.

El Sol dijo...


Una noche para perderse y despertar al alba te tu mirada
Muy bonito, mi niña. Un beso

Andres Lopez dijo...

Así forjaron la noche más bella con los dulces matices de tus versos.
Besos
André

uno de cerca dijo...



Hola María.
Como siempre un placer llegar hasta ti. Tus poemas son tan cálidos y dulces como tú. Un abrazo

Anónimo dijo...


ME ENCANTAN TUS VERSOS, MURCIANA

María dijo...


Muchas gracias a todos.
Encantada de tu visita, André. Besosssss

Hanna Xesco dijo...

A través de sus ojos...el amor.. Hermoso
Un beso

María dijo...

Gracias, Hanna. Bs