viernes, 29 de enero de 2016

Mis versos
















Dicen que solo escribo para ti,
que mis versos son pensamientos en voz alta...
Y no se equivocan.
Mi pluma baila, vive, se desliza sobre papel en blanco
escuchando a mi corazón y silenciando la razón.
Me enseñaste a ordenar palabras, 
a sembrar puntos y comas,
a dejar dormir sueños encadenados.
Por eso escribo cuentos y poemas,
desde que supe que los verbos tienen música,
y las letras suman sentimientos y restan penas.
Por eso, si hoy escribo y sueño, es por ti.


María Arteaga

***

9 comentarios:

Anónimo dijo...



Maravilloso...Me gusta mucho, niña

Andres Lopez dijo...

Música es el hermoso contenido de tu verbo
Besos
André

El Sol dijo...


Mi ánimo se reconforta con tus versos siempre bellos.

Feliz fin de semana, mi niña.

Antonio Lois dijo...

He leído tu poema. He vuelto a leer tu poema. Lo he leído muchas veces, no sé cuantas...

He pensado escribir este comentario. He vuelto a pensar sobre qué iba a escribirlo. He mirado hacía dentro, muy adentro.

Quiero escribirlo sobre “el amor”, pero me quedaría corto. “La belleza de las palabras”, estaría bien, pero faltarían más sensaciones. La paz, la felicidad, el espacio personal, el espacio compartido, la fantasía de los sueños. No sé, hay muchos poemas dentro de tus “Versos”, y todos bellos.

Gracias… también por escribir.

María dijo...



Gracias, gracias, gracias...¡MUCHAS GRACIAS!

uno de lejos dijo...


Te sigo desde hace tiempo, y siento y veo como te creces.
Gracias a ti por compartir tus emociones en forma de escritos.
Besos desde lejos.

María Fernanda dijo...

Qué preciosa capacidad de expresar lo "inexpresable" (con palabras), sentimientos tan bellos y difíciles de describir.

María dijo...



Sentir como crezco con las letras desde hace tiempo, es un honor, Mucho más si lo haces desde lejos. Gracias

Mi querida María Fernanda: cada cual tiene capacidad para algunas cosas especiales, y tú no te quedas a la sombra.
Muchas gracias por tu tiempo y cariño.

Anónimo dijo...


Me alegra volver a leer tus versos de caramelo.
Un beso