lunes, 2 de agosto de 2010

Cuando te marches




Si algún día te asalta la pena,
la añoranza de tu gente, de tu tierra,
cierra los ojos y... piensa.
Piensa en los que son tuyos,
en tus amigos y compañeros,
en nosotros, tus alumnos.
Has arado, sembrado y regado.
Ahora tienes que recoger la cosecha
de la tierra fértil que eres dueño.
Si se apodera la duda,... sueña
en piratas y pilotos de cuento,
en cajitas de hojalata y ojos de canela.
Verás que pronto pasa el tiempo.
Antes de que florezca el almendro
estarás de vuelta en clase diciendo:
escribir en diez minutos un cuento.
Y nosotros seguiremos como siempre,
sonriendo, hablando y trabajando
porque así nos has hecho.
El mérito es tuyo, profesor y amigo.
Gracias



María Arteaga

***

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Emanuel, muy bonito lo que escribiste María.

Y para el profe que se nos va de viaje, unas palabras de uno que tiene a muchos de sus amigos al otro lado del charco:

El mundo no es tan grande como parece.

Anónimo dijo...

Vuestro profesor tiene que ser una persona muy especial cuando hace que escribais poemas tan lindos y comentarios tan sentidos.
Mi enhorabuena para él y para vosotos.
Donde se encuentre y tenga destino su viaje, que sea feliz.

Un amigo

Anónimo dijo...

Escribir, entrelazar imaginación con trozos de nosotros, disfrutar compartiendolo con los compañeros y con el profesor, al que sabemos cercano incluso ahora, es algo hermoso -tanto como leer tus poemas-. ¡Que el tiempo pase raudo y nos reuna de nuevo con Antonio!
Manolo T.

Romina dijo...

Hola, como estas ???
Permiteme presentarme soy Romina administradora de un directorio de blogs y webs, visité tu página y me parece un exito, me encantaría contar con tu site en mi sitio web y asi mis visitas puedan visitarlo tambien.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
Exitos con tu página.
Un beso
rominadiazs@hotmail.com

Hada dijo...

Precioso poema, como todo lo que escribes...
La marcha del profe hay que tomarla como un "hasta luego", o un "ahora vuelvo", y nunca como un "adiós". Las cosas y personas que nos llenan y complementan rara vez se olvidan.

¡Que tengas buen viaje profe, te esperamos con papel y lápiz!

Merche

Amapola dijo...

Realmente me parece un poema precioso, algo que sin duda se merece nuestro querido profesor antonio.Espero que en el lugar donde se encuentre, no dude que sus huerfanos...esperan de él las historias más bellas que nos pueda traer.Un abrazo caluroso desde Murcia.Mari.

María Arteaga dijo...

Me toca.

Es dificil hacer poemas en nombre de mucha gente, pero nuestro profe se lo merece. Me costó trabajillo.
Antonio, espero que te sientas orgulloso del cariño de tus alumnos carmelitanos. Que vuelvas pronto de tu destino y nos hagas trabajar como siempre.
Lo dicho profe: ya sabes que te necesitamos. Suerte :-)

María

Alicia dijo...

Me uno a vosotros... ¿cómo no voy a añorar a nuestro superprofe con todo lo que me aportó el taller? jiji

Un besazo para el que se marcha y otro para la poetisa...

Antonio Lois dijo...

¡Vaya tela! Mira que intento quedarme en la sombra, ¡pero con vosotros no hay manera! :-) Dar las gracias por las bellas y enhebradas palabras me sabe a poco, cuando se dejan ver entre ellas, sentimientos sinceros. Me siento orgulloso de formar parte de nuestro equipo, tan motivado para escribir, como para abrazar al amigo. ¡Estamos a tanta falta de mirar a la persona que tenemos a nuestro alcance, y simplemente decirle "hola"!, que es un tesoro teneros a vosotros, siempre dispuestos a responder a una sonrisa o una mirada.

Gracias a María, la maga que sabe cómo hacer que los sentimientos se puedan leer. Gracias a mis queridos amigos, que más que alumnos, son mis profesores, porque de cada uno aprendo algo, jueves tras jueves, colmados de prodigios en forma de relatos por acabar.

Espero dentro de muy poco contaros detalles, a mi manera, de los lugares por los que estoy pasando.

Un fuerte abrazo.

J.A dijo...

Estoy pensando como encontrar ese lugar "carmelitano" donde los "jueves" se reunen en un "taller" gente tan encantadora.
María, la poetisa es un encanto y al parecer "maga" que leo a menudo, sus compañeros son algo más, creo que buenos amigos y el "superprofe" parece amigo de todos.
Como dice "Antonio"...¡Vaya tela!

Que tengais mucha suerte, sobre todo el que "se va de viaje".

Un fuerte abrazo.

J.A

Anónimo dijo...

"Los niños tienen la obligación de ser felices"
Así que feliz verano a todos y buen viaje!
Fdo: If you

Mistral dijo...

Un bello poema de agradecimiento.

Enhorabuena María.

Saludos cordiales

aniki dijo...

Brillante homenaje, a la vez que nostálgico.

Besos.

Alexander Ulloa dijo...

Hola amig@! Te invito a mi nuevo blog de relatos.
Te espero!!!
http://creatividadyletras.blogspot.com/

Un abrazo*

Alexander♥

El Sol dijo...

Mi más sincera enhorabuena para Antonio y sus alumnos. Y para María, la poetisa de la vida y los sentimientos no tengo palabras.
La belleza de sus poemas son regalos.

Gracias, niña.

una pez payaso dijo...

Nunca es tarde...dicen por ahí, ún abrazo muy fuerte para María y Antonio y para mis compañeros de los jueves, para Manolo, Hada y Mari carmen y gracias por los buenos momentos que he pasado junto a vosotros.

un saludo saladito y fresquito

glup!

RECOMENZAR dijo...

Me gusta como escribes tienen sabor tus letras

Un admirador de la maga dijo...

No hay lugar a dudas del cariño, respeto y admiración entre el profesor y alumnos-amigos.
Maravilloso poema de María, arropada por sus compañeros y el agradecido comentario de Antonio.
Donde quiera que se encuentre...suerte, amigo.

Que jamás os falte el mutuo entendimiento y el cariño, que se palpa al leer a cada uno de vosotros.

Besos

Anónimo dijo...

Me sumo a vosotros, me ha emocionado el cariño que se deja ver entre el profesor y los alumnos.
Es bonito, muy hermoso.
El poema es una maravilla. Enhorabuena a todos por formar ese equipo. Suerte al profesor, al parecer de viaje obligado.

Anónimo dijo...

Hermoso poema.

Gracias por escribir

María Arteaga dijo...

¡Hola!

Por la parte que me corresponde...
Gracias, gracias, gracias de todo corazón.
Muchos besos para todos.

María

Roberto dijo...

Bonito paseo matutino por este pasillo encerado.
No dejes de escribir.
Un fuerte abrazo, María.

Roberto

María Arteaga dijo...

Hola Roberto.
No es mi intención dejar de hacerlo, escribir foma parte de mi vida.
Un abrazo lo mismo de apretado.

María