jueves, 26 de agosto de 2010

Mis espinas




En sueños vives encadenado a mí
como la rosa a las espinas y al rocío de la mañana.
Al despertar dibujo con mi mano tu rostro
para que no desaparezcas.
Recorro sobre el vacío el hueco de tus ojos cerrados,
el perfil de la forma ondulada de tu boca,
de tu nariz, hasta llegar al final y hacer que sonrías.
Dibujo el tacto cálido de tu piel,
el lóbulo de tu oreja perfecta
y el suspiro que sale de tu alma.
Plasmo sobre el silencio tu presencia
para que sigas a mi lado,
y digo susurrando tu nombre
suplicando al alba que me ayude.
Pero la aurora celosa te lleva con ella
caminando contigo en la distancia.
Sin querer odio lo que me separa de ti
hasta que siento que estás conmigo,
cuando escucho tu voz dulce y serena
que pronuncia la palabra que sólo tú sabes.
Y me quedo dormida para volver a soñarte
hasta que el Sol, me hace llorar.



María Arteaga


***

10 comentarios:

PRINTOVA dijo...

Plasmo sobre el silencio tu presencia
para que sigas a mi lado...
Entre todos este verso me cautivó, algo en él, no sé, es precioso.
Bello poema María, sigue soñando tan bonito.
Un enorme besote amiga.

Adolfo Payés dijo...

Siempre es un inmenso placer leerte..



Un abrazo
Saludos fraternos...

Que tengas un bello día...

Que disfrutes de un hermoso fin de semana....

Raquel Cruz dijo...

Este poema me recuerda a la fase del enamoramiento. Esa fase que muy pocos tienen la oportunidad de experimentar, en la que de repente los esquemas de tu vida se rompen y de repente te vuelves un dependiente sentimental de el o ella. Tu alma pasa a necesitar su alma de una manera tan natural como lo es respirar.Besitos María.

El Sol dijo...

Hola María.
Que bonito poder escribir poemas de amor, yo no sé como se te pueden ocurrir palabras tan hermosas y sentidas y edemás, tan bien colocadas.

Gracias por hacer llegar tanta belleza a mis ojos.

Besos

Alexander Camelot dijo...

Te deseo un fin de semana lleno de amor, paz
alegrias y lleno de magia.

Un gran abrazo.

Alexander♥

Sergio G.Ros dijo...

Hermoso poema de amor, como siempre, María. El amor es fuente de inspiración inagotable, un beso muy grande, amiga.

Anónimo dijo...

Precioso, como no podía ser de otra forma.

Besos

María Arteaga dijo...

Muchas gracias a todos los que os hacercais a este lugar, de todo corazón.

PRINTOVA...
Adolfo...
Raquel...
El Sol...
Alexander...
Sergio...
Anónimo...

Muchos besos y que tengais un maravilloso fin de semana.

María.

Mistral dijo...

Un gran poema María.Mis deseos para que encuentres pronto tu risa y tu corazón lata con la fuerza que te mereces.

Saludos cordiales.
Un verdadero placer leerte.

María Arteaga dijo...

Holaaaaaaaaaa Mistral, que alegría encontrarte esta mañana de domingo.
No te preocupes, hoy estoy mejor. Le hice caso a un buen amigo que me dijo que le diese una buena patada a mi ánimo cuando lo encontrase por los suelos. Y ya se ha levantado. Gracias.
Que tengas un domingo precioso y mejor semana.
Un beso, Señor de los Vientos.