sábado, 4 de septiembre de 2010

Mi patria




¡Que extraña está la tarde!
Apenas si entra luz por la ventana.
El sol brilla en lo alto...
la luna espera que pasen las horas,
la noche será testigo
de dos amores sin tregua.
Silencio que él se aleja...
escuchad, que llega ella,
vestida de grana y oro
como la bandera de España.
¿Es que no os lo he dicho?
Soy desde que vine al mundo,
¡huertana, murciana y española!


María Arteaga


***

6 comentarios:

J.A dijo...

Olé mi niña.
Poemas de amor, de vinos, añoranzas y alegrías.
Faltaba una poesía sobre nuestra tierra, de Murcia...de España.

Besos y gracias María.

J.A

mipequeñomundo dijo...

María:
Del blog de Mistral te vine a visitar.Escribes muy lindo.Me encanto tu blog.Te seguiré.

Una flor de mi jardín para ti. Rayén

Ricardo Miñana dijo...

Bonita dedicatoria, felicidades por tu buen trabajo, un placer leerte.

Disculpa la ausencia, espero poder regresar pronto.

Que tengas una feliz semana.
un abrazo.

El Sol dijo...

Hola María.

¡Que bonito!Un poema dedicado a nuestra patria.
Me gusta, es original y lindo.

Besos, niña.
Feliz noche, feliz amanecer.

María Arteaga dijo...

Gracias a todos los que de una forma u otra, me han felicitado por este poema.

Besicos murcianos

Amapola dijo...

"Huetana, murciana y española".

Como sabes que yo también me considero de esto... hasta la mismisima cepa, tu poema me llegó como diriría Emanu... al fondo, como las raices del olmo.
Un besico con sabor a fiesta murciana(morcillas
michirones y patatas con ajo).