domingo, 17 de octubre de 2010

La llave mágica



Amar es necesario para ser feliz.
Si amas, a veces te hacen sufrir,
si no sufres, no saboreas la dicha y
la victoria de tener amor.

Amar es sentir felicidad sin más,
sin una razón, solo por saberse amado,
por escuchar su risa por tu risa
y disfrutar de ello.

Amar es renunciar a tus deseos
si con ello se realizan los suyos.
No importa el tiempo, la distancia,
nada importa, sólo su bien.

Amar es algo más que amor
cuando te entregan el alma,
sus deseos, sus sueños, sus penas,
y tú le das todo.

Amar es compartir a veces
hasta el más duro sufrimiento.
Llorar y reír juntos,
amar más allá del amor.



María Arteaga


***

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy hermoso María, demasiado hermoso.
Enhorabuena y un beso

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola María!! Muy bonito lo que os nos escribes«Amar es algo más que amor» Sí es lo más grade, sin ese sentimiento estaríamos muertos.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

El Sol dijo...

"Amar es algo más que amor"

Precioso María, jamás dejas de sorprenderme.
Besos y feliz día, niña.

Sneyder dijo...

Hola María!!! Preciosa manera de amar, porque amar es compartir… hasta el más duro sufrimiento. Llorar y reír juntos, amar más allá del amor.

Que sería el mundo sin amor…
Gracias por esta entrada tan bonita.

Un beso

PRINTOVA dijo...

El amor traspasa toda lógica, es como sabiamente dices amar más allá del amor en si, es dar tanto sin esperar, es regalar todo cuanto posee uno.

Una belleza de poema María y un lujo que la compartas.

Besotes enormes amiga.

reltih dijo...

toda la profundidad del amor, la que quema.
un abrazo

Anónimo dijo...

Solo tú, María, escribes o describes el amor perfecto y auténtico. Seguro que te recompensará de la manera más hermosa, amandote eternemente.
Por favor, no dejes de escribir.

Un beso

María dijo...

Muchas gracias y más besos.

María

Mistral dijo...

Eso es amar María, eso es AMAR.

Un placer leerte, un cordial saludo y gracias por tus siempre amables palabras en mi blog

María dijo...

Mistral gracias por tu comentario, el placer en mio al leerte.
Un besico, Señor del Viento