jueves, 15 de septiembre de 2011

A solas contigo


















Quisiste estar a solas con ella
y dabas vueltas y vueltas,
su voz temblaba feliz
a pesar de la impaciente espera.
En la oscuridad del mediodía
besaste con furia su boca,
tú sabías que ella deseaba
estar entre tus labios
de limón y  hierbabuena.
Hicisteis en  minutos una historia
escrita en silencio y penumbras,
sellada con lacre rojo de amor
en sobre de fina seda.
Llegó la hora del adiós
y caminaste sin volver la mirada.
Ella, en sentido opuesto dijo: ...
adiós, cielo, hasta pronto...
pero te perdiste entre sombras.


María Arteaga

***

19 comentarios:

Verónica dijo...

Muy bonito y sensual, María.
Esa persona no es muy detallista que digamos, no giró ni la mirada, le tendremos que regañar jaja.
Muy buena noche guapísima
Besos

María dijo...

Buenas noches Verónica.

Imagino que no volvió la cabeza para no ver la tristeza de dos corazones en la calle del adiós.
Buenas noches y besicos, princesa

RELTIH dijo...

CON ELLAS HAY QUE ACTUAR RÁPIDO O SINO, PASA LO QUE PASA, SE VAN. JEJEJEJEEJ.
BESOS

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Buenas noches María, me gustó tu poema, y sobretodo el desdén del final, muy frecuente cuando se dice adiós a alguien con quien estas ya distante.
Gracias
Te dejo mi ternura y te invito si tienes tiempo a pasar por mi casa
Con ternura te dejo un beso
Sor. Cecilia

Luna dijo...

Y al final, a solas con las sombras...

Un saludo enorme, maría. Hasta pronto.

El Sol dijo...

Hola María.

Tienes el atrevimiento o la facilidad de escribir poemas dejando la escena dibujada en nuestros ojos. Es precioso, veo a una pareja feliz que cuando se despiden, se sienten enormemente apenados. Una escena triste la del final, maravilloso el poema.

Un beso, niña.

M. Angel dijo...

María Arteaga, placer saludarte y a la vez poder leer tus lindos versos.

Mujer, no te preocupe
si no volvió la mirada.
Olvida, no vale nada,
quien no mira una mujer.

Abrazo sincero
M. Ángel

andré de ártabro dijo...

¿que puede importar perderse para siempre entre las sombras ? después de saborear esos labios de limón y hierbabuena.
No sé que tienen tus poemas .
"tienen un no sé qué"Encandelan.
Hermoso .
un beso

Anónimo dijo...

Sin palabras me dejas y con el bello como escarpias, Dulce María.

André tiene razón, tus poemas enganchan y tú...¿Cómo serás de cerca cuando el afortunado galán pueda mirarse en tus pupilas?
Unnnnn. Un beso

El Mar...Siempre el mar dijo...

Sabes dibujar en la imaginación de quienes te leemos esas escenas que todos quisiéramos protagonizar.

Hermoso poema.


Mi mejor sonrisa para ti

Scrit dijo...

Sombras ausentes que acompañan...

Uno más dijo...

...el penúltimo verso es sublime, quien pudiera ser el receptor de tan bellas palabras, eres un ser especial. Besos

Prudencio Hernández Jr dijo...

Creer lo que el otro piensa..sin saber si lo piensa..y no jugarse..a veces hace que el amor..se quede..solo.. en un beso.
Abrazote desde el sur

Anónimo dijo...

Bonito poema y precioso amor. Él no mira a su enamorada para no verle marchar, y ella, a pesar de la despedida espera con ilusión la próxima vez.
Así lo veo y lo siento yo, me encanta, María. Cada vez, escribes mejor y con más pasión. Besos

Miguel de la T.P. dijo...

Hoy pase por tu pasillo encerado y me encontré con esta maravilla de poesía, tienes grandes dotes a la hora de escribir, la vista hay veces que no se puede volver a tras, quizás para no ver lo que se deja, o para que no descubran tu propio llanto. Desde Jaén un abrazo y feliz semana

Mistral dijo...

Eres muy romántica María y tus versos son de ese mismo reflejo.

Gracias por tu visita
y amables palabras

Talismán dijo...

Estoy seguro mi querida María, que se perdió entre las sombras del mediodía sin volver la mirada, porqué no deseaba marchar. Precioso y dulce poema, como tú. Besos

María dijo...

Gracias a todos por todo lo bonito que habéis puesto en vuestros comentarios, gracias de todo corazón.
La vida a pesar de todo es bella. Bienvenidos a mis nuevos amigos.

Feliz domingo y besos a repartir.

María

Anónimo dijo...

¡Guapa!