jueves, 8 de diciembre de 2011

Por fortuna, amor


















Cristales empañados, ojos cerrados.
Es imposible olvidar lo que deseo,
eres el dueño de mis pensamientos.

Nada nos separa, ¡tanto te quiero!
no hay distancia entre mi vida y tu  mundo
incluso los días que no te tengo.

En realidad, siempre estás conmigo,
porque no hay nada más certero
que tu pasión y la que yo siento.

Dibujo en la ventana tu rostro,
escribo tu nombre y el mío
dentro de un corazón latiendo.

Sé que somos afortunados
porque no hay nada mas bello
que un amor como el nuestro.


María Arteaga

***

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin palabras, María. Sin palabras.
Solo tus versos para este día de fiesta. Un beso.

andré de ártabro dijo...

Hermoso María.
Lleno de pasión y de ternura
"escribo tu numbre y el mío
dentro de un corazón latiendo"
¡Que bonito!
Un beso

María dijo...

Anónimo, gracias y perdona por robar tu voz. Un beso.

André, me alegra te guste ese verso, es mi favorito y el primero que escribí. Luego aparecieron los demás y como siempre, bailan acabando donde ellos quieren y yo les permito.

Besos

El Sol dijo...

Hola María.

Como ves, yo también hago mi selección de tus preciosos versos.

"Nada nos separa, ¡tanto te quiero!
no hay distancia entre mi vida y tu mundo
inclusive los días que no te tengo".

Un beso, niña.

SANTIAGO LIBERAL dijo...

la belleza de un amor, es cierto, nada tan bello.
Un placer saludarte

María dijo...

Sol, es un lujo para mí tu elección, tú que eres tan fiel a mis poemas.
Un besico.


Santiago, el amor mueve la vida, y la vida es tan bella...
El placer ha sido mío.

Verónica dijo...

Precioso poema, y ese amor que lo disfrutes siempre.
Besos

Talismán dijo...

Es precioso. Siempre colocas las palabras donde es fácil que lleguen al corazón. Yo no puedo elegir un verso, me gusta todo.

Elijo un beso a cambio de otro.

María dijo...

Hola Verónica. Muchas gracias por tus buenos deseos y opinión.
Un beso especial.

Talismán. Me alegra saber que lo que escribo gusta y llega dentro.
Besos.

Mián Ros dijo...

Muy hermoso, María, y más en estos días de frío donde uno necesita el calor de la piel.
Besos,
Mián Ros

Mistral dijo...

"Dibujo en la ventana tu rostro,
escribo tu nombre y el mío
dentro de un corazón latiendo.
"
Precioso María, realmente me encantó entrar en tu espacio y leer ese hermoso poema de amor.

Gracias por tus palabras.

Besos

María dijo...

Hola Mián. Gracias por tu visita y opinión. El calor es agradable cuando hace frío, tienes razón. Besos.

Mistral.
Veo que has escogido tus versos. Gracias por tus palabras. Precioso es mucho para mi, pero si te lo parece...lo creeré. Besicos.

Anónimo dijo...

Yo no me atrevo a escoger nada por temor a estropear tan bello poema.
Felicidades, preciosa. Un beso.

Amelia dijo...

María, mi comentario se perdió, qué pena, te decía tantas cosas bellas referente al amor, pero por suerte a ti te sobra a pesar de la distancia,
tú lo vives en tu corazón. Besos amiga y sueña

curro dijo...

Desde luego vecina, en las cosas del querer no te gana nadie. Eres toda amor de los pies a la cabeza. Un beso.

Jesús Bastida dijo...

Hola María! Destaco los versos
"Dibujo en la ventana tu rostro,
escribo tu nombre y el mío
dentro de un corazón latiendo"
me parecen geniales, un logro.
Un beso.

joqui dijo...

Tus poemas son todo amor.
Quien no ama no vive.
Bonita foto.
Un beso.

Anónimo dijo...

Lindos versos, siempre bellos.
Besos.

Anónimo dijo...

Maria eres un encanto de mujer,tus poemas emocionan.
Que dios os vendiga.

María dijo...

Hola a todos.

Anónimo...
Amelia...
Curro...
Jesús...
Joqui...
Anónimo...
Anónimo...

Me engrande vuestros comentarios cargados de bellas palabras y buenos deseos.

Un montón de besos.

María

Anónimo dijo...

Tú eres grande sin necesidad de nadie. Tu poesía es preciosa, tú eres preciosa.
De todas formas gracias a ti, siempre a ti. Besos

OZNA-OZNA dijo...

¡¡¡que preciosidad en versos nos regalas querida y admirada poetisa vestidos con las galas de amor y bello sentimiento¡¡¡, besinos miles con todo mi cariño, e infinitas gracias por concedernos el honor y el privilegio de ser testigos de ellos.

María dijo...

Anónimo, muchas gracias por tus halagos que no creo merecer. De todas formas de nuevo gracias y un beso.

Hola OZNA-OZNA.
Tú siempre tan amable y cariñosa. Tus palabras hacen que me ruborice y sonría de alegría. Besicos.