jueves, 1 de diciembre de 2011

Un poco de ti


Dame un suspiro de tu aliento
y será suficiente pasa seguir.
Préstame un poco de tu ánimo
y llegaré al final del camino.
Regálame algo de paciencia
y esperaré hasta el infinito.
Sabes que por ti daría todo,
mis sueños, mi tiempo, mi ser.
Tú, cielo, eres para mí
madrugadas de ojos cerrados
y fantasías de piel dorada.


María Arteaga


***

12 comentarios:

RAFAEL H. LIZARAZO G. dijo...

Hola, María:

Todos necesitamos una ayudita de vez en cuando, si es con amor, mejor.

Un abrazo.

uno mas dijo...

Pasar por tu pasillo es un horgullo,en sueños que bonito es el amor.
Besos.

El Sol dijo...

Tu naturalidad para decir"te quiero" es preciosa. Tus versos son como pasear al aire libre en buena compañía.

Besos, niña.

OZNA-OZNA dijo...

y tu querida y admirada poetisa sigue por favor regalándonos la magna belleza de tus versos para hacernos más bello el camino, besinos miles de esta amiga admiradora con todo mi cariño .

J.A dijo...

Cuando llego a este lugar, una sonrisa alegra mi vida.
Tus poemas son responsables de mi dicha.
Un beso de aprendiz

J.A

Anónimo dijo...

¿Quien sería capaz de no dar lo que pides?
Es muy bonito

Amelia dijo...

María siempre se llega al final del camino, nunca falta un alma para que apoyes tu mano en la suya. Besos

Anónimo dijo...

esperar hasta el infinito es demasiado. Hermoso

Un beso

María dijo...

Gracias, muchas gracias. Besicos

Talismán dijo...

Muchas de nada, muchas. ¡Guapa!

uno mas dijo...

Gracias a ti por tus poemas.
Besicos.

María dijo...

De nuevo, muchas gracias por estar ahí. Besos