martes, 1 de mayo de 2012

Un día como hoy










Una invitación en un día festivo
que como casi todos,
no era  fiesta para mí.
El dedal, la aguja, tela e hilos
eran mis compañeros,
después, la sorpresa fue mi aliada.
Tus letras anularon la apatía
de la rutina, todo cambió:
el mar, tu piel morena, tu risa...
Ha pasado el tiempo,
ya no tengo a mis compañeros
que yacen a la espera
del tacto de mis manos.
Ahora eres tú,
dueño de mis pensamientos
el que calma mi soledad.


María Arteaga


***

12 comentarios:

El Sol dijo...

Hola, María.

No me gusta que tu compañero tenga por nombre Soledad.
De todas maneras, el poema maravilloso como todos.
Que pases un día feliz. Besos, niña.

andré de ártabro dijo...

Tu poema es dulce rebosando romanticismo, si está en tu pensamiento ya no hay soledad. Besos

Anónimo dijo...

Tienes la magia en tus versos, siempre encuentras la música que da vida a las letras. Me gusta mucho

Anónimo dijo...

La soledad es hermosa,cuando tu, sabes con la pluma.
Linda esa foto.
Un fuerte abrazo.

uno que te sigue dijo...

Querida amiga me gusto leerte.
Lindo poema. Besos.

Anónimo dijo...

Tus letras las enlazas tan bien, que quedad preciosas.

OZNA-OZNA dijo...

Bellos versos vestidos de profundo amor nos regalas querida y admirada poetisa. Infinitas gracias por concedernos el privilegio de ser testigos de ellos. Muchos besinos de esta amiga que te quiere y admira un montón.

Anónimo dijo...

Cada palabra es un poco de ti, de tu saber hacer y querer. Besos y sigue escribiendo

Anónimo dijo...

Mi querida murciana,como me gusta visitarte y leer tus bellos versos.
Besos.

Talismán dijo...

Amor y ternura en cada una de tus letras. Como siempre, es un río que fluye en calma con destino al corazón.

Besos, María

María dijo...

Me querido André, El Sol, Ozna-Ozna, Talisman, anónimos...

Muchas gracias por vuestra visita. Besicos

Anónimo dijo...

Gracias a ti, feliz fin de semana