domingo, 26 de abril de 2009

Mira si yo te querré



En el periódico de La Opinión de ayer, sábado 25 de abril leo una noticia que me llega, me gusta y emociona. Luis Leante gana el Premio Mandarache de literatura de Cartagena. Estoy recomendando su lectura, es un libro que hace tiempo comenté yo en este blog, que era sencillo, pero precioso.
Esta novela ya fue ( Premio Alfaguara 2007 )
*
Una frase que a mi me impactó
*
( Ni el tiempo ni el desierto pueden frenar al amor )
*
Se trata de " Mira si yo te querré". El cabo Santiago San Román, la doctora Montse Cambra y el Sáhara forman parte de esta novela. Comienza en Barcelona con la historia de amor de dos adolescentes, que terminan por separarse y la búsqueda de la chica, ya en su madurez, doctora de profesión y con un final que emociona. A principio de año, estaba yo metida entre dunas de arena y me apetece volver a retomarlo.
Pero es que tengo poco tiempo, ahora estoy leyendo...
"Dios vuelve en una Harley".

Mi enhorabuena a Luis Leante . Se lo merece.

***

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Isis. No se como consigues que todo lo que pones en este sitio,
tenga la frescura necesaria para que nos atrape.

Eres genial.

una pez payaso dijo...

Hola isis, es cierto que con tu forma de contar las cosas, despiertasmi curiosidad. En cuanto pueda, me haré con ese libro. Seguro que me ayuda a abstraerme de los temitas de las oposiciones. Un abrazo salado y que tengas buen día!

glup!

Anónimo dijo...

La lectura del libro "Mira si yo te querré" me proporcionó momentos de aunténtico placer. Desde la primera página me atrapó la historia, y había momentos que casi podía sentir la arena del desierto y el tórrido sol del mismo. He leido criticas en contra de la actuación que tuvo en el colegio al arrancar las cámaras de vigilancia. Personalmente, apoyo su actitud, y creo que todas las criticas encierran en el fondo un poco de envidia. Capricornio

Isis dijo...

Gracias por vuestros comentarios y apoyo. Siempre se agradece lo bueno y en esta ocasión merece la pena.

Besicos murcianos.