domingo, 12 de abril de 2009

Solo en sueños



Estaba perdida de sueños
y encontré tus ojos.
Perdida creía estar de deseo
y recibí tus labios.
Solo en sueños te besé
pero estabas junto a mí.
En sabanas de seda
encontré tu cuerpo
y recibí de tu alma caricias.
Bebí del manjar prohibido
para quedarme en tu cintura
prisionera sin esposas,
pensando en tu dulce boca
llorando tu ausencia.

MNA
***
La cama es donde dormía Miguel Hernández
en su casa de Orihuela.
***

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Con este poema has engrandecido tu
estilo, Isis.

Es un placer pasar por este sitio,
encontramos versos para soñar.

Gracias por tu encanto hecho poesía.

Un beso desde muy lejos, murcianica.

una pez payaso dijo...

¡Qué bonito Isis!
glup!

Mistral dijo...

Estaba perdida de sueños
y encontré tus ojos.

Es muy bonito Isis. Enhorabuena y gracias

Anónimo dijo...

No busques el camino que lo estás pisando.En el mar no hay esquinas que doblar...así es el corazón.Que bonito es poder respirar bajo el agua.Te felicito;eres tierra,mar y...aire te mando yo para ese pecho compungido.Besos.Jmenta

Anónimo dijo...

Cada día los poemas van ganando en estilo. Me encanta la frase "bebí del manjar prohibido para quedarme en tu cintura". Impresionante. Capricornio

Isis dijo...

Gracias a todos. A ese anónimo, al pez amable, a Mistral, a menta de jardín y a capricornio. Sois todos muy amables.

Un beso.