lunes, 15 de noviembre de 2010

Nubes de caricias



Descansa sobre nubes mágicas,
sábanas de caricias
y sueños de esperanza.
Duerme feliz,
sueña que ya es mañana.
Pasearemos por la playa
esa que ya es nuestra,
de olas como besos,
dulces y cantaoras.
Sentados en la arena blanca
tomarás mis manos cansadas,
soltaré una, taparé tus ojos
para que no veas mis lágrimas,
aunque tú sabes que hoy,
son de alegría.
Recitaré una nana de Lorca,
flojito, con ritmo y pausas.
Después besaré tus labios,
al alba, al alba, al alba...


María Arteaga


***

10 comentarios:

Mati® dijo...

¡Maravilloso!

Derrochas ternura en cada letra de tu poema.

Es un verdadero placer leerte.

Besos en la distancia

El Sol dijo...

Precioso María.

Esa nube está cargada de sueños, esperanza y sensaciones muy hermosas.

Enhorabuena y besos, niña.

Anónimo dijo...

No tengo palabras que puedan describir tus versos.
Simplemente maravilloso. Un beso

PRINTOVA dijo...

Sobre esas nubes María, es donde tu escribes con esta ternura y estos sentimientos que brillan en cada rincón de cada verso.

Precioso.

Un besote enorme amiga.

reltih dijo...

dulce, dulce y más dulce. me encantas.
besos

Sirena Varada dijo...

Hola, querida María, me encanta este poema. ¿Quién no sueña con esa escena, que tan dulcemente describes, de paseos y besos como olas en una playa de arena blanca?

Tu poesía me ha recordado la escena de una película que he visto hace muy poco. Una joven periodista entrevista a la gran Edith Piaf, que se halla en el ocaso de sus días. Su vida ha sido corta pero intensa. Sentadas ambas sobre la arena de la playa, la periodista le pregunta:

-¿Si le diera un consejo a una mujer, cuál sería?
-Que ame- le responde la cantante, con una seguridad escalofriante.

-¿Y a una joven?
-Que ame

-¿Y a una niña?
-Que ame

María dijo...

Me siento muy feliz con vuestros comentarios, muchas gracias.

Mati@...
El Sol...
Anónimo...
Printova...
Reltih...

Besos de todo corazón

OZNA-OZNA dijo...

muchas gracias por compartir tan bella entrada y hacernos ver que nunca dejemos de soñar, pues es el alimento para el alma, un besin de esta asturiana

María dijo...

Hola Ozna-Ozna.
Bienvenida a este lugar de amigos.
Gracias a ti, si te gusta lo que escribo me siento feliz.
Un besico murciano.

Mi querida Sirena.
Me encanta que te pasees por este pasillo que es un poco tuyo. Gracias.
No he visto esa pelicula, pero seguro que es bonita.
El amor es algo que no podemos negar.
Cuando llega de forma segura y autentica, te toque reir o llorar,es un regalo del cielo.
Amemos sobre todo a la vida, al amor...
Un beso muy fuerte.

Anónimo dijo...

María, eres dulce como tus bizcochos, auténticos y sabrosos sin empachar.

Gracias por escribir poemas, por tu sonrisa, por tu alegría.
Se nota tu ausencia.
Un beso