jueves, 25 de noviembre de 2010

Tus manos



Como un rito acaricié tus manos,
trocito a trocito de piel.
Dedos que se dejaban mimar,
ellos que miman sin tregua.
Como mariposas se posaban en mi,
descubriendo mi voz dormida,
mi necesidad de ti
en esa noche infinita.
Guardo tu esencia
como el perfume más preciado,
yo, que con los ojos cerrados
te encontraría sin dudar,
porque te adivinaría
como el alba al sol,
en un día de verano sin lluvia.


María Arteaga


***

14 comentarios:

reltih dijo...

señora, disculpe usted, pero es usted una mujer muy super romántica!!!
un abrazo y mis respetos

El Sol dijo...

Donde se encuetran los sueños,
en una noche infinita.
Donde te imagino yo,
en una mañana de sol y lluvia.

Hermoso como todos.

Besos, niña.

Anónimo dijo...

¡Dios, es perfecto!

"Guardo tu esencia
como el perfume más preciado,
yo, que con los ojos cerrados
te encontraría sin dudar,
porque te adivinaría
como el alba al sol,
en un día de verano sin lluvia".

Un beso María

Gallego Rey dijo...

Hoy me ha gustado la entrada.Precioso.

El Mar...Siempre el mar dijo...

Holaaaaa.

Poco a poco, voy conociendo como ama esa mujer que hoy escribe un poema delicioso en el que la nostalgia hace aparicion desde la primera sílaba.
"Guardo tu esencia..." el amor sale a borbotones de esas letras y viene a rebotar en mis ojos para hacerme...sentir.
Gracias por escribir como escribes.

Mi mejor sonrisa para ti

andré de ártabro dijo...

Acariciar las manos como un rito
guardando esencias
transmitiendo sentimientos
recordando momentos
con ojos cerrados
contemplas su presencia
voz tuya que se duerme y despierta todos tus sentidos de poeta.

Un placer leer y leer tus versos.

Tessa dijo...

Hola María:
Preciosas palabras, para sentir cerca del alma.

Besitos de caramelo.
Tessa

MAMÉ VALDÉS dijo...

Saludos desde "Tomara que tu viera.." que tengas un buen fin de semana.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Ingrávida...manera de encontrar la suavidad de las caricias..
Sutil y suave poema con tacto a delicias..
Saludos desde el sur

María dijo...

Son regalos vuestros comentarios.

Muchas gracias.

Reltih...
El Sol...
Anónimo...
Gallego Rey...
El Mar...siempre el mar...
André...
Tessa...
Mamé...
Prudencio...

Un beso de lluvia

Anónimo dijo...

Si tus manos fuesen aire, respiraría por ti.
Un beso María

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola María, ya te han dicho tantas cosas bonitas que esta monja poco le queda por decir.....
Guardo tu esencia
como el perfume más preciado,
yo, que con los ojos cerrados
te encontraría sin dudar,
porque te adivinaría
como el alba al sol,
en un día de verano sin lluvia.
Es muy bonito.
Bueno preciosa hasta otra.
Recibe un abrazo
Sopr.Cecilia

María dijo...

Muchas gracias de corazón.

Anónimo...
Sor Cecilia...
Es bonito que sea de vuestro agrado mi poema.

Un beso de feliz domingo.

J.A dijo...

Tengo celos de sus manos
de su boca
tengo celos de sus besos

J.A