jueves, 3 de marzo de 2011

Lágrimas negras



Nadie puede describir, sin caer en la petulancia, qué es el amor y cómo debemos vivirlo.
Desde mi humilde sabiduría, sé que de la misma forma que lloramos de alegría, lo hacemos de pena.
Y este último llanto es infinitamente doloroso por lo que hemos perdido, por lo que no hemos sido capaces de vivir por temor, cobardía y por otras mil razones que al final carecen de fuerza ante lo más importante, la pérdida de la vida.



María Arteaga

***

10 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Siempre quedarán cosas en el tintero, siempre habrá algo que podíamos haber hecho y no hicimos; pero siempre quedará ahí todo lo que fuimos, lo que reimos y lo que lloramos, yo casi siempre encuentro motivos para sonreir.
Muy filosófica tu entrada.
Un beso

Adolfo Payés dijo...

Siempre es un verdadero placer pasar por tu blog..
Por razones de tiempo en mi trabajo, estoy ausente..
Espero ponerme pronto a leer sus blog..

Un abrazo
Saludos fraternos.,.

Que disfruten el fin de semana..

El Mar...Siempre el mar dijo...

Tienes muchisima razón Maria. Hay infinitas descripcione para el amor pero...cual es la que en verdad lo define como es? cada uno de nosotros tiene la suya. vivir el amor? de la unica manera posible bao mi punto de vista...con entrega absoluta.

Me gustó tu poema.

Mi mejor sonrisa para ti

RELTIH dijo...

SERA QUE NO MORIREMOS FELICES? SERÁ QUÉ CUMPLIREMOS CON TODOS NUESTROS OBJETIVOS?. EXCELENTE PLANTEAMIENTO.
BESOS

El Sol dijo...

Hola preciosa.
Eres humilde y muy sabia, más de lo que tú piensas.
Estas sensaciones que planteas son de lo más ciertas. No llores de pena, que tienes muchas cosas hermosas por las que llorar de alegría.
Un beso, niña.

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón. Solo cuando la salud nos abandona, el dolor nos desmorona y vemos el final, (si tenemos la oportunidad de ver el fin), solo entonces, pensamos en lo que hemos dejado en el camino. Disfrutemos de lo hermoso que nos encontremos. Seamos egoistas de caricias, abrazos y besos. De amor.
Besos María, muchos besos mios.

Begoña dijo...

A veces dos personas no se implican con la misma ilusión en una relación y termina fallando por alguna de las partes. Entonces el otro no tiene nada que hacer. Le ha pasado a una amiga en estos días. Triste pero real.
Saludos

Francisca Quintana Vega dijo...

Es un concepto que, aunque parezca una incongruencia, es, a la vez, sencillo y complicado.
Para mí es un afán de proteger y de dar....independientemente de si es recíproco o no. La parte egoísta del amor viene cuando pensamos en recibir.
Un beso.

Anónimo dijo...

Como siempre, maravillosa.

Besos.

aikatherine dijo...

Buen punto! Superar el miedo. El miedo es bueno y lo malo. Bienvenido al miedo, no es una locura. Bienvenido a temer es el miedo de un sabio, la protección de uno mismo y los demás.