jueves, 24 de marzo de 2011

El principe barquero



El barquero remó hasta adentrarse en el bosque mágico.

Y desde las aguas,

la rana suplicó que la besara convirtiéndola en princesa.


María Arteaga

***

13 comentarios:

curro dijo...

O sea que el barquero era un principe y la rana la princesa. Este cuento es la excusa que quieren tener las feas por si sonara la flauta. Un saludo de tu vecino

Fali dijo...

Hola María! Breve texto pero muy aprovechado. Es un placer entrar y visitarte. SALUDOS

Anónimo dijo...

Lo que yo creo es que la rana ya estaba enamorada del barquero y se tiró al agua.
Bonito texto, María. Besos.

El Sol dijo...

Bonitos versos donde aparece una princesa encantada, pero...¿El cuento no era al contrario? eres genial, María.
Un beso, niña.

iglesiasoviedo dijo...

Si se cumplió lo dicho que suerte la del barquero, de barquero a príncipe consorte, no esta mal.
Un abrazo.

Verónica dijo...

Muy bonito María, aunque se me ha hecho muy cortito jajaja.

Buen fin de semana

Besos

Anónimo dijo...

Bonito paseo al encuentro de un amor de cuento. Besos

Amelia dijo...

Bonito paseo, quien pudiera ser princesa para besar al barquero. Qué lindo María. Besos Amelia

María dijo...

El paseo no era lo más importante, lo que verdaderamente contaba era la compañía del barquero.

Gracias a todos por vuestros comentarios y feliz semana.Besos.

Anónimo dijo...

Creo que el número 15 es muy importante para ti. Un beso

Uno más dijo...

Pienso que es un barquero muy afortunado, aunque no sea principe. Remar hasta encontrarte es una recompensa maravillosa.
Bienvenida, María.

Besos

María dijo...

Gracias, anónimo y Uno más...
Es bonito el comentario y cierto. Mi número es el 15 desde que tenía esos años y el barquero es tan afortunado como yo. La poesía tiene la mágia de la imaginación y de los sueños.

Besicos

Talismán dijo...

Eres la más bonita de las mujeres
por muchas razones
Besos