domingo, 20 de marzo de 2011

De mi para ti



Pronuncia mi nombre tan dulcemente como puedas,
acaricia mi cabello despacio, despacio...
besa mi nuca de forma que yo pueda sentir tu boca
como si mi vida te perteneciera.
Abraza mi cuerpo sin miedo,
no temas hacer nada que yo no haya deseado
incluso antes de saber tu nombre.
Gira mis hombros hasta ver mis ojos
y entonces, en ese preciso momento
besa mis labios con la ternura del primer beso.
Solo después de encontrar tu mirada
podrás fundir tu piel con la mía,
o si lo deseas, la mía con la tuya.
No me sueltes cielo, que temo caer al vacío
de otra madrugada solitaria.
Deja al menos que escriba nuestra historia
con el más precioso final, juntos...
por favor, no me despiertes mientras sueño.


María Arteaga

***

17 comentarios:

El Drac dijo...

Hay un derroche de pasión tremendo en este poema. Un gran abrazo

El Sol dijo...

Hola María.
"Solo después de encontrar tu mirada
podrás fundir tu piel con la mía".
Hermoso regalo para los sentidos en este despertar de domingo.
Besos, niña.

Adolfo Payés dijo...

La poesía..
Cuando esta escrita con el alma.. nacen los versos mas bellos..

Un gusto leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que la semana que comienza, sea de las mejores.. mis mejores deseos..

El Mar...Siempre el mar dijo...

Hola Maria.

que puedo decir de este poema con aromas de ese erotismo suave y delicado que emana de cada una de tus frases.
solo puedo decir que te leo y haces que cierre los ojos para ver la deliciosa escena que tan delicadamente describes.

Felicidades.


Mi mejor sonrisa para ti

Amelia dijo...

La pasión brota por cada poro de tu piel, qué delicia acariciar el cabello despacito para saborear mejor el tanto de tu pelo.

Un fuerte abrazo

Rafael Mulero Valenzuela dijo...

Querida María: me entusiasma este poema porque es una enseñanza para cómo debemos comportarnos los hombres ante una mujer. Delicado, suave, erótico y apasionado.
Ya te sigo.
Un beso

Anónimo dijo...

No deja de ser triste que a veces un sueño sea mejor que la vida :(
Un beso

María dijo...

La vida son momentos de todo: de tristeza, de alegría, de amor y desamor y a veces, de una felicidad plena y única. De todo ello y de la imaginación brotan mis letras que después se convierten en poemas. Besos.

Vicsabelle dijo...

¡Ah, María, qué tierno. qué bello, cuanta pasión¡¡ me encantó...
Besos

curro dijo...

Bueno bueno bueno, no sabia yo de esta feceta tuya, me has sorprendido, con la boca abierta me has dejao. Volveré. Creo que soy vecino tuyo, pues vivo en Sta Maia de gracia. Un saludo

iglesiasoviedo dijo...

Precioso poema, precioso sueño que espero se haga realidad y colme todas tus ansias de amor, caricias y ternuras como tu te mereces.
Un beso.

Francisca Quintana Vega dijo...

¡Qué apasionada petición...! Cuando se unen pasión y ternura, el amor resplandece, como en estos hermosos versos.
UN beso y hasta pronto.

Anónimo dijo...

Todo lo que dices es cierto, María.

Pero no todo el mundo sabe describir un pensamiento, sensación o sentimientos de la forma que tú lo haces.
Es muy bonita, sutil y entrañable.
Un beso

Adolfo Payés dijo...

La poesía..
Demos-le la palabra a los versos en esta fecha..

Un gusto leerte..


Un abrazo
Saludos Fraternos..

María dijo...

Es un verdadero placer sintir que mis versos os aportan algo bello.
Muchas gracias a cada uno de los que pasais por este rincón.
Besicos

Anónimo dijo...

¡Qué preciosidad de poema!

Gracias por hacer que vea la belleza de la poesía. Un beso.

María dijo...

Gracias a ti, anónimo. Otro besico