martes, 19 de abril de 2011

Aromas de mi niñez















Caminaba en dirección de donde partí,
crucé de nuevo la vereda junto al cañar
y desde mis recuerdos disfrute de ti.
Acequia, limoneros de mi pueblo,
huerto de flores amarillas como alfombra,
todo ha cambiado, tu frescura y la mía,
lo único que perdura es el aroma...
el olor de azahar  y primavera.
Quizás mis ojos se resistan a las ausencias,
pero la pared de la vieja casita de aperos
me da la seguridad  de que el tiempo pasa
invadiendo mi alma, llenando de nostalgia
y  soledad  otro domingo plano.
Llego a mi antiguo hogar y encuentro su sonrisa,
el beso de mi madre esperando mi llegada
lo mismo que cuando era niña.
Más tarde, tu voz me llena de alegría
sintiendo que la vida a pesar de todo, es bella.



María Arteaga


***

12 comentarios:

Anónimo dijo...

No pienses, preciosa, que hay días planos.
Los hay distintos a otros, pero todos son maravillosos si haces de tus recuerdos historias bonitas.
Y tú, sabes hacer de tus poemas cuentos reales.

Feliz día y miles de besos.

andré de ártabro dijo...

Nostalgia , morriña , saudade; vestigios de que el tiempo va deshojando haciendo añejos paisajes ;recordando vivencias , donde ya apenas perduran y casa y árbol paracen más pequeños y aun asi , nos llena de recuerdos el mismo aroma.
Preciosa tu lembranza.
Un beso

El Sol dijo...

Me quedo sin respirar y vuelvo a leer tu precioso poema.
¡Cuanto me hubiese gustado vivir ese tiempo a tu lado!
Acequias y azahar de la huerta junto a la huertana más bonita.

Un beso, niña.

RELTIH dijo...

MUY ESPERANZADOR CIERRE. BELLO TEXTO.
UN ABRAZO

curro dijo...

Que bonito, el olor a ahahar, los recuerdos de tu niñez, las flores de la huerta, la casa de aperos, volver atrás, has plasmado muy bien esos recuerdos. Un saludo.

Anónimo dijo...

Es un poema precioso, María.
¿La foto es tuya?, pues es muy bonita, si señora.
Esa flor de azahar parece que huele.
Besitos

Fali dijo...

¡Bello poema! y todo el protagonismo se lo lleva "la primavera".Sin ella no hubiera florecido nada. Saludos

Amelia dijo...

María la vida unas veces te trae pesares, y otras alegrías, aunque te deprimas a veces, no olvides que merece la pena vivirla.
Un fuerte abrazo.

María dijo...

Gracias a todos por vuestra visita a este rincón tan especial para mí.
Pienso que la niñez nunca nos abandona. Besos muy fuertes.

María

Anónimo dijo...

Un beso para ti en este domingo nublado y raro.

Anónimo dijo...

domingos planos,raros, dulcemente nostalgicos... que dulce sabor el de un domingo plano. hay que disfrutar de las tragedia y el vacío y del éxtasis y la plenitud. Un saludo enorme. Cuidate mucho y sigue escribiendo bellezones como este.

María dijo...

Gracias y un beso, mis amigos anónimos, sin rostro.

María