viernes, 15 de abril de 2011

A las doce en punto















Cuando llega la hora tardía
y las cenicientas están de vuelta,
creo que soy una de ellas
sin zapato de cristal
ni príncipe que acaricie mi pie desnudo.

Cuando dejas mi voz sin respuesta,
siento más la soledad.
Nos separa un abismo de distancia
y mi alma llora en la almohada
sin tu aliento que es mi manjar.

Cuando te pienso donde imagino,
lloro de rabia sin remedio.
Nada puedo hacer para estar a tu lado,
soñar que algún día
encuentre mi zapato entre tus manos.



María Arteaga


***

15 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

¡¡ojala tus sueños se hagan realidad princesa¡¡¡¡ un besin muy muy grande de esta asturiana con todo su cariño.

María dijo...

Hola princesa asturiana.

Soñar no cuesta nada...¿o lo parece?
Un beso entre las flores del naranjo que esta noche me hizo soñar con su aroma.

El Sol dijo...

Nunca se me hubiese ocurrido poner al final del día "las horas de las cenicientas", pero siempre olvido que eres una preciosa poetisa, solo cuando te leo. Maravilloso.

Feliz fin de semana y besos, niña.

Anónimo dijo...

Generosa, dulce y con una maestría genial para trasmitir sentimientos.

Gracias María, eres un cielo en este mundo de locos, gracias.

MiánRos dijo...

Sólo el hecho de soñar ya es maravilloso.

Bonito poema, María.

Besos,
MIán Ros

Amelia dijo...

Sueña María verás como tu sueño podrá algún día hacerse realidad, solo hay que saber esperar. Besos amiga

andré de ártabro dijo...

¡MMMcachis cuanto principe está buscando Cenicienta , no sufras Cariño que nunca faltará un roto para un descosido!!
Yo por ejemplo a base de tanto buscar solo encontré zapato¡ ...y ahora a ver si aparecela dueña.
Un b eso

Uno más dijo...

Di que zapato deseas y lo encontraré aunque tenga que ir al fin del mundo. Preciosa poesía.

Feliz finde y un beso.

santiago dijo...

estimada amiga, llegará tu zapato de cristal.
Un hermoso poema. Un placer saludarte y leerte

María dijo...

Hola, esta mañana de sábado me siento como una cenicienta entre escoba, aspiradora y plumero.

Muchas gracias, amigos mios. Espero que cuando llegue la noche, algo hermoso haga que cambie de ánimo y sonría.

El Sol.
Anónimo.
MianRos.
Amelia.
André.
Uno más.
Santiago.

Feliz fin de semana y besicos.

Anónimo dijo...

llegará la noche...
y con la soledad de tus pensamientos, llegará el recuerdo de las cosas bonitas que has vivido.
Bonitos versos.
Sé feliz y no sufras por nada.
Un beso

curro dijo...

Que bonito, Cenicienta buscando al principe, eso son noches de soledad soñado. Un abrazo.

Ziul dijo...

Que bonitooo, genial enserio.

Saludines

MAMÉ VALDÉS dijo...

Soñar aún es gratis, un saludo desd "Tomara que tu viera..."

María dijo...

Hola...

Anónimo.
Curro.
Ziul.
MAMÉ.


Feliz día y muchas gracias por vuestras palabras. Un beso.