domingo, 1 de febrero de 2009

Tu risa en mi mirada



Mi piel está marcada
con surcos de tristeza.

Mi alma está alegre
con tu risa descarada.

Mis manos son caricias
a la espera de tu llegada.

Mis pies son gaviotas
al encuentro de tu alma.

No tardes en llegar......
no te marches,
que te aguardo en mi mirada.

María Arteaga

***

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Lindo poema y bonita foto.
Cierto que eres bella.

Amapola dijo...

Me gusta el poema por su sencillez, pero yo cambiaria el ultimo verso, un beso

una pez payaso dijo...

Con tu permiso,

¡que bonitos esos pies convertidos en gaviotas!

gracias

Isis dijo...

Muchas gracias a cada uno de vosotros.Ese piropo anónimo, se agradece, la sugerencia de Amapola también la agradezco, pero hoy es el protagonista ese pez con sonrisa y ganas de agradar.Un beso

Quique dijo...

Simple y llanamente Pre-cio-so!!

Isis dijo...

Hola guapo¡ gracias por tu entrada.
Besos para todos y uno de ratita para ti.

Isis dijo...

Oye Quique, más besos de ratita para Toñi y Claudia :-)

Anónimo dijo...

Es un poema directo al corazón, al alma. Me encanta. No dejo de leerlo, y cada vez me gusta más. Un acierto Isis. Saludos de Capricornio.