martes, 6 de enero de 2009

Creo en las hadas

¿Recuerdas el lugar entre el sueño y la vigilia...
¿Ese lugar en el que aún se recuerdan los sueños?.
Allí es donde siempre te querré Peter Pan.
Allí es donde esperaré tu regreso.
( Campanilla )

Al verte sonreír.....
soy el niño que ayer fui.
Si yo velo por tus sueños,
el miedo no vendrá,
y así sabrás lo bello que es vivir.
Caen mis lágrimas al mar,
tú no me verás llorar,
y es que sólo tu alegría amansa mi dolor,
y así yo sé lo bello que es vivir....
( Noa )
 * La vida es bella*

Mi táctica es quedarme en tu recuerdo.
Mi estrategia es que un día cualquiera,
no se como ni con que pretexto,
por fin me necesites.

( Mario Benedetti )

María

***

6 comentarios:

Isis dijo...

Mi mejor regalo de reyes, una dedicatoria que contenía el libro que me dejaron los Reyes Magos en mi balcón.Es de Antonio, mi marido.
Me ha emocionado.

"De nuevo, a María, la muchacha que me enamoró, la mujer en que se convirtió".

Isis dijo...

El libro es el que yo deseaba.
( Los papeles de agua )
El autor es Antonio Gala.
Ya conté en el cuento que hice sobre nuestros bomberos, que el nombre de Antonio me persigue desde que amanece el día.Un beso a todos y cada uno de ellos.

amapola dijo...

Siempre supe que te queria, un marido que se molesta en dedicarte una dedicatoria en el libro regalado, es un detalle hermoso. Me alegro por ti amiga, te lo mereces.

amapola dijo...

Tenemos un libro que terminar esta noche voy a intentar leerlo todo.
la tertulia será interesante.
Animo compi.

Sirena Varada dijo...

Preciosa la dedicatoria de tu marido, Isis. Y también preciosos los fragmentos que has escogido para esta entrada.
Yo, que inexplicablemente voy involucionando y regresando cada vez más a la edad infantil, me quedo sin duda con las palabras de Peter Pan y Campanilla. Tal vez porque Peter Pan es el mundo irrenunciable de la infancia y los sueños verdaderos.

Un abrazo y que disfrutes de tu libro.

Isis dijo...

Estoy contigo Sirena.Los sueños son necesarios para subsistir en este mundo de solos.Esta mañana, mientras charlaba con mi vecina Paqui, su marido Emilio me dijo que no seriamos nada sin sueños.
Y me hizo gracia por que pensé que él no diría eso.Todos soñamos, es cierto y regresamos a la infancia.
¡ Por los sueños ¡.
Tengo que dedicar más tiempo a la lectura.El libro de la próxima tertulia es muy interesante y me espera.Gracias por recordar ese detalle, amapola.Un beso.