lunes, 5 de enero de 2009

Noche de Reyes



Esta noche, es noche de ilusiones. Sólo había que ver la cantidad de niños por las calles de nuestra ciudad. Agarrados alguna mano segura, sujetaban con la otra el juguete que el buen Rey ha dejado caer al vuelo por azar. La más sencilla pelota es una sonrisa agradecida, el caramelo, el más exquisito de los manjares, por que viene de las manos de el Mago de Oriente. Tenemos que acostarnos pronto, dejar agua y comida para los camellos en nuestro balcón, todos somos niños. De regreso a casa hemos comprado el mejor Roscón de Reyes que he probado jamás. Relleno de cabello de ángel, crema, pasas y nueces. Adornado con frutas glaseadas y en su interior, sorpresas.
Yo he encontrado una abeja y un nomo. Por primera vez no he encontrado el haba, el que la encuentre paga .

No me importa, ya lo hemos pagado. Mañana regalos y sorpresas.

María

***

2 comentarios:

amapola dijo...

Despues de muchos años, "este", no comi roscon, pase por varios sitios, pero como no lo habia encargado tenia que esperar una hora, decidi comprarlo el seis por la mañana pero acabe haciendo chocolate y tortas fritas, como hacia mi madre, toda la familia comio. De todas formas no me gustan las sorpresas, ni los atracos a mano armada.Empezemos el año pensando en que la crisis es real, no es un cuento, ¿0 n0?

Isis dijo...

Las buenas costumbres son siempre buenas, y eso de la cocina casera es estupendo.Nosotros compramos el roscón de vuelta del trabajo y paseando.Recordé que La Buena Moza tiene los mejores dulces de esta tierra y no había casi clientes.
Pedro ya nos conoce, y nos atendió con la amabilidad que le caracteriza.El año próximo si podemos, volveremos a derrochar un poco de dinero.Un beso.