domingo, 21 de febrero de 2010

Desde el taburete



Dile que le quieres.
Que siempre lo has hecho
a pesar de la distancia,
y recordabas su calor
entre las sábanas blancas.
Que sigues siendo niño
como hace años,
sentado cerquita, callado,
mientras le mirabas.
Escribe sus recuerdos,
tú que sabes hacerlo,
los que ayer musitaba.
Aprieta su mano,
que te sienta a su lado,
seguro, sin miedo, con él.
No muestres tu pena,
cuenta historias de antaño
pegadito a su cara.
Que no vea tus ojos tristes,
deja que brillen sin agua.
Que crea que eres feliz,
aunque por dentro...
llores de rabia.
Dile que le quieres.

María Arteaga

***

21 comentarios:

El Sol dijo...

Hola María.

Bonita forma de dar ánimo.
Parece un cuento de rimas, me encanta.

Un beso, niña.

María dijo...

Precioso; me ha encantado.
Un abrazo.

Martin dijo...

Me encontré con este rincón, y me quedaré un tiempo.

Un beso

Adolfo Payés dijo...

Que lo diga que con versos es precioso..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Sergio G.Ros dijo...

Duro poema, y bello al mismo tiempo, querida María. Es un hermoso esfuerzo de una madre con un hijo, ocultar los sentimientos para darle candor.
Un abrazo.

Paco Alonso dijo...

Se iluminó la mañana con tu hermoso poema, la luz lo deja todo en la más amplia claridad.

Gracias por compartir.

Cálido abrazo.

María N. Arteaga dijo...

Hola amigos.

Como escribo en el Haiku "Mariposas", hoy a pesar de todo soy feliz.

Es una contradicción, la tristeza acompaña este día extraño, solitario, gris a pesar de que brilla el Sol.

Pero el saber que hay gente que me necesita, que valora mi trabajo y mi cariño, me hace sentir mejor.

Gracias y un beso para:El Sol, María, Martín, Adolfo, mi querido Sergio, Paco...

maile dijo...

Cuando ves que lo que haces sirve para dar felicidad, parte de ella es para ti.
Son sentimientos hermosos, mi señora Maria.

Besos.

pais magico dijo...

Bonitas palabras llenar de luz y fuerza.

Feliz semana..

Anónimo dijo...

Hermoso poema lleno de sentimientos, luz en la noche...
Gracias, poetisa.

una pez payaso dijo...

maria, que bonito este poema que me llega dentro, muy dentro...que bonito ,lo que dices y como lo dices...que bonito acompañar de esa forma...

glup!

María N. Arteaga dijo...

En la madrugrada brillan estrellas a pesar de las nubes negras.
Todo, por vuestras hermosas palabras que alimentan mi alma.

Besos para maile, pais magico, anónimo y mi querida pez amable, la de color naranja que vuela al encuentro de la vida. Gracias.

Tessa dijo...

Hola Maria:
Me ha encantado el poema.
Los recuerdos de nuestros hijos nos ayudan a sonreir.

Besos
Tessa

MANOLO Asesor dijo...

Hola María. Has unido en estos versos la paulatina mejora en tu escribir y la inmensa lírica que te brota.
Son versos, palabras y sentimientos bellísimos que, cualquiera, quisiera oir en momentos tan difíciles.
Gracias por tus versos y no dejes de ofrecernos ese regalo.
Un abrazo muy fuerte, Manolo.

María N. Arteaga dijo...

Hola Tessa.
Gracias por tu opinión, y si te sirve de algo bonito, mejor.
Un beso murciano.


Hola Manolo.
Gracias por todo, por tus palabas escritas, aunque las pongo cerquita con tu voz amiga y me emocicionan.
Tú que sabes de poesía, de versos y amistad, gracias por ser mi amigo.
Yo siempre ofrezco lo mejor que tengo, no guardo nada.
Otro abrazo fuerte, pero es dificil por que tú "eres muy grande".

María.

Mao dijo...

Querida Maria.
Cada vez me siento más sorprendido de tu capacidad para llegar y emocionar a cada uno de los que te seguimos.

En tu derroche de sentimientos nos hemos visto reflejados muchos de nostros.

Te animo a que nos sigas emocionando de esta manera tan grata.

Un fuerte abrazo.

María N. Arteaga dijo...

Mi querido Mao.
Ya ves que el cariño es compartido, después de un año a vuestro lado, sólo puedo sentir emoción y gratitud por todos vosotros, y en este momento por ti, tú que ayudas a saber controlar las emociones y ser fuerte.
Gracias por tu ánimo.

Tu abrazo es desde mi alma un beso.

María.

El Drac dijo...

Preciosa declaración de amor, ojalá que logre convencerlo y se quede o vuelva,o en el peor de los casos deje de lastimar.

María N. Arteaga dijo...

Hola Drac.

Es cierto que el poema es hermoso, pero las personas que se han marchado a otro espacio, mundo, cielo o lo que sea, no creo que vuelvan.
Mi padre se marchó para siempre...
Los que se marchan de esa forma sólo los tenemos en el alma, en nuestro recuerdo.

De todas formas, las poesías brotan de mil maneras.

Gracias y saludos.

Anónimo dijo...

Es el poema más bonito de los que he leido en mucho tiempo.
Sentido y sincero.

Gracias por este regalo, poetisa.

Es un placer recorrer tu pasillo y disfrutar con tu sonrisa, la que nos regalas a diario.

Besos.

María N. Arteaga dijo...

Gracias quien quiera que seas.

Besos...