jueves, 25 de febrero de 2010

En la tarde



Presente en la ausencia,
alma y corazón,
sonrisa y pena,
ojos como nubes negras,
tristeza en su voz.
No puede ver su mirada,
ni tocar su rostro,
no puede acallar su angustia,
ni acariciar su corazón.
Son lágrimas saladas
de sentimiento.
Sufre su sufrimiento,
siente pena de su pena,
congoja, desasosiego,
sin su risa entrecortada
y su fuerza de roble.
Ahogo como su lamento,
callado, en silencio...
En la distancia lo escucha
llorar como el viento,
sollozos de árbol marchito
como hojas en otoño.


María N. Arteaga

***

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Sentidos versos compartes.. con maestría..

Un placer leerte..

¨Hermoso cuando la poesía es todo en el sentir.. nace con amor la lectura..¨ Payés

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que tengas in buen fin de semana..

María N. Arteaga dijo...

Alegras mi corazón con tu visita de viernes.

Hermoso cuando de la lectura de mis versos, nacen tan bellas palabras.

Un beso desde Murcia te envio con aroma de azahar.

Que sea bueno también para tí el finde.

María.

El Sol dijo...

La mañana es fiesta con tus versos de poetisa cargada de sentimiento. Cada día es más necesario llegar hasta este rincón y disfrutar con tus poesías.

Que tengas un día feliz, María.

Un beso.

El Drac dijo...

El rostro de los que no están siempre nos tare este mundo de sombras y de tristezas amiga, un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Me encanta tu forma de plasmar ausencias, sentir, lamentos.
Alegras mis días tristes, grises.
Te sigo desde mi atalaya.

Un beso, niña.

Tessa dijo...

Hola Maria:
No entendi que queria decirme en el trabajo anterior. Tus versos estan llenos de sentimientos. Gracias por compartirlos.

Besos,
Tessa

María N. Arteaga dijo...

Gracias por vuestra visita, siempre agradable.
Un beso para El Sol y El Drac.

Un beso de fiesta.

María N. Arteaga dijo...

Bienvenidos.

Anónimo, es para mi una alegría doble, si te gusta mi poesía y pongo una sonrisa en tu vida.


Tessa.
Ya sabes que nos confudimos facílmente, gracias a tí por tus palabras.

Besos para los dos, para todos.

María.