domingo, 14 de febrero de 2010

Versos en la boca




Hace unos años que descubrí una canción de Juan Manuel Serrat preciosa, a pesar de que soy una admiradora desde niña de este cantautor, no la conocía. La letra y música es suya y colabora con él la cantante israelita Noa. Se trata de "Es caprichoso el azar" y realmente son versos, preciosas las dos voces y música. Magnifico trabajo de otro de mis cantantes favoritos, hoy quiero rendir un pequeño homenaje por los bonitos momentos compartidos: gracias genio.


"ES CAPRICHOSO EL AZAR"


Fue sin querer...
Es caprichoso el azar.
No te busqué,
ni me viniste a buscar.
Tú estabas donde
no tenías que estar,
y yo pasé,
pasé sin querer pasar.
Y me viste y te vi
entre la gente que
iba y venía con
prisa en la tarde que
anunciaba chaparrón.
Tanto tiempo esperándote...
Fue sin querer...
Es caprichoso el azar.
No te busque
ni me viniste a buscar.
Yo estaba donde
no tenía que estar
y pasaste tú
como sin querer pasar.
Pero prendió el azar
semáforos carmín,
detuvo el autobús
y el aguacero hasta
que me miraste tú.
Tanto tiempo esperándote...
Fue sin querer...
Es caprichoso el azar.
No te busqué
ni me viniste a buscar.


( Juan Manuel Serrat)


***

10 comentarios:

maite mangas dijo...

Yo tampoco la conocía. Es una letra realmente preciosa.

Adolfo Payés dijo...

Me gustó gracias por compartirlo.


Un abrazo
Saludos fraternos.

Sergio G.Ros dijo...

Pues es una letra preciosa, María, gracias por compartirla pues no la conocía. Un beso.

El Drac dijo...

Me encanta Serrat y ahora con Sabina hacen una dupla de oro. Qué gran idea de su post de hoy un gran abrazo.

María N. Arteaga dijo...

Hola amigos.

Serrat, es único, diferente. Las letras y música de sus canciones, maravillosas.
Esa canción se la hacía oir de bebé a Isidro, cuando venía a casa.

Ahora cuando viene, como en la tarde del domingo me dice: abuela...¿Me pones fue sin querer?
Y casi siempre comemos en compañía de Serrat.
¿Verdad que es un lujo?

Besos musicales.

Anónimo dijo...

Soy una admiradora de Eduardo Punset. Os recomiendo que lo veais en el Programa de TV Redes en la segunda cadena hoy miercoles a las 19,30 h.
Por lo general sus charlas con científicos se basan en los orígenes de nuestra inteligencia y de los comportamientos más humanos. La especie humana es la única que cocina sus alimentos una costumbre que pudo ser clave en el desarrollo del cerebro y de la inteligencia.
Por tal motivo se me ocurre relataros lo siguiente que lo leí en algún sitio (no me acuerdo donde). Espero que os guste.

El tiempo pasa.
La vida ocurre.
Las distancias separan.
Los hijos crecen.
Los trabajos van y vienen.
La pasión disminuye.
Los hombres no siempre hacen lo que se supone que deberían hacer.
El corazón se rompe.
Los padres mueren.
Los colegas olviden los fines recibidos.
Las carreras profesionales llegan a su fin.

María N. Arteaga dijo...

¡¡¡Que pena que mi amiga anónima no me regale su nombre!!!.

Precioso su comentario y el "lo que sea" sin autor reconocido, por falta de memoria: (olvido).

Gracias por todo, y besos.

T.Sombra dijo...

Hola preciosa.

Ya no seré T.Sombra, pero allá donde me encuentre, seguiré pensando que tu poesía es un regalo.

Espérame en cualquier lugar.

Un beso, niña.

Rocío dijo...

La letra de la canción es muy bonita y estoy totalmente de acuerdo con ella.

Cuando se cruza una mirada, te das cuenta que todo estaba predestinado. Estas ideas aclaran este comentario:

La persona que llega es la persona correcta, es decir, que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido.
Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.
No existe el: "si hubiera hecho tal cosa...hubiera sucedido tal otra...". No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.
Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

En cualquier momento que comience es el momento correcto.
Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Cuando algo termina, termina.
Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estéis leyendo esto, si este texto llega a vuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

Vive bien, ama con todo tu ser y sé inmensamente Feliz

María N. Arteaga dijo...

T.Sombra, siento tu ausencia, pero tú decides, como todos. Siempre serás bien recibido.
Un beso.


Mi querida Rocío:
Como siempre, tu comentario me deja emocionada, sin saber que poner en este lugar de todos.
Estoy segura, que te tenían que cambiar de lugar para que tú y yo nos conocieramos, y su vez, que yo llegara 30 minutos antes, ese espacio de tiempo que comparto con vosotros. Como escribes, nada pasa por casualidad, todo lo tiene el destino pactado, estamos en sus manos caprichosas.
Por eso, tenemos que atrapar todo lo que llegue hasta nosotros de forma espontanea y hermosa, que lo desafortunado ya lo tenemos seguro.

Besos de tu amiga María.


Y despues de enterarme...MUCHAS GRACIAS POR TODO, CARMEN.

MÁS BESOS A REPARTIR PARA TODOS; TRINI, TOÑA, JESÚS, ARMANDO, ANTONIO, ADELA, JUAN PEDRO, FIDEL, DANI, MIGUEL ÁNGEL... PARA TODOSSSSS