domingo, 8 de marzo de 2009

Mucho de ti



Eres como la gula.
Me gustan de ti muchas cosas.
Tú sabes lo que me gusta?
Tu risa única y maravillosa.

Uno frente al otro,
dos copas en la mesa,
tu voz como bailando...
suave, dulce, cercana.

Me gusta tu risa de sorpresa.
Tú sabes de mi muchas cosas,
y sabes complacerme.
Eres regalo de primavera.

Sobre mantel blanco pongo mi alma,
flores dispuestas de mil colores,
y tus manos ligeras y dulces
juegan encima de los sueños.

Tú eres especial y único...
eres en mi vida muchas cosas.

María Arteaga

***

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Algo me dice que las flores
son de tu jardín.

Se que te gusta la jardinería y hacer fotos, eres...tú.

Anónimo dijo...

Me encanta el poema "Mucho de ti", te lo dije ayer cuando lo escuché recitado por ti, y ahora que lo puedo leer me gusta más. La frase, tu voz como bailando... suave,dulce,cercana, es muy buena. Capricornio

Isis dijo...

Gracias.
Ambas cosas son de mi creación.
La foto y el poema.
Las margaritas son de el jardín que tiene mi amiga Isa en Totana.

Esa casa tiene dos nombres.

"El paraiso" y "EL pozo", las dos cosas son ciertas.

Un beso.

Isis dijo...

Esta mañana de domingo he sustituido las margaritas por petunias de colores.

Su aroma es una delicia.

Besicos huertanos.

Nes dijo...

Cuando uno escribe un poema como los que tú firmas, se nota que siente lo que dice y que lo hace pensando en esa persona capaz inspirar cada palabra en él. No todo el mundo es capaz de expresar así sus sentimientos hacia los demás, incluso aunque lo intenten. Yo quiero creer que todos los mostramos alguna vez, aunque sea de otra manera. Sin embargo hay emociones difíciles de describir para los que como nosotros, usamos la escritura como medio. Te animo desde aquí a que no dejes de intentarlo. Un saludo
PD : Bonita foto: no son flores, sino sentimientos de colores..

Isis dijo...

Gracias amigo. Agradezco tu comentario y lo que ves en mi poesía.

Preciosos esos sentimientos de colores en forma de flor.
Gracias por hacer esa foto, sin tu ayuda, sin tu altura fisica y humana no hubiese podido tenerla en mis manos y ponerla en este lugar.

También te doy las gracias por tu aptitud en tu lugar de trabajo, y por cuidar también de esos pajarillos que sin tu mimo se moririan de hambre y soledad.

Espero que las partidas de parchís de hoy, os hayan hecho pasar una tarde especial.
Un beso.